Las autoridades iraquíes han ordenado abrir una investigación sobre la filmación de los últimos momentos de la ejecución del ex presidente de Irak Sadam Husein.

"El gobierno ha ordenado crear un comité para que investigue la filmación de la ejecución de Sadam Husein", explica el diputado chií Abás al Bayati, miembro de la Alianza Unida Iraquí, a la que pertenece el primer ministro Nuri Al Maliki.

Varias televisiones árabes difundieron el domingo un vídeo con imágenes de los últimos momentos de la ejecución de Sadam, supuestamente grabado por un teléfono móvil.

En las imágenes se puede ver al ex dictador acompañado de varios verdugos encapuchados que le dirigen hacia la horca en una habitación oscura, donde se escuchan voces alabando al clérigo chií Muqtada al Sadr y a su padre, Baqer al Sadr, asesinado durante el régimen de Sadam.

Además, se escucha una voz diciendo: Sadam "vete al infierno", y otra insistiendo: "por favor, el hombre va a ser ejecutado".

Bayati aseguró que el Ejecutivo "rechaza absolutamente" el vídeo y su contenido, y consideró su grabación como un acto que "contradice las instrucciones" del gobierno.