Dos años después de ser denunciado por la protectora de animales 'El Refugio', el Juzgado de lo Penal número dos de Córdoba ha condenado a una pena de tres meses de prisión a un hombre, cazador desde hace más de 40 años, que había disparado a la gata de sus vecinos, en el municipio cordobés de Alcaracejos.

Según ha informado El Refugio, esta sentencia condenatoria por la presunta comisión de un delito de maltrato animal, no solo es "ejemplar", sino que, además, es "pionera en España", ya que "nunca se había condenado a un cazador por disparar a un gato" y, por eso, "después de dos años de proceso, conseguir una condena de tres meses es una gran alegría", según ha subrayado el presidente de El Refugio, Nacho Paunero, quien ha opinado que esta resolución judicial supone un "aviso para los maltratadores de animales, porque en España disparar a un perro o un gato es un delito penado con entre tres meses y año de cárcel".

Por eso, desde El Refugio se seguirá "denunciando cualquier caso de maltrato animal". Es más, está organización protectora de animales está inmersa en más de 100 procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas, siempre en defensa de los derechos de los animales.

En cuanto a la sentencia en sí dictada por el juzgado cordobés, en la misma se recogen como hechos probados que, "sobre las 14,45 horas del día 25 de abril de 2011" el procesado, usando "un arma no identificada, disparó a una gata llamada Tula, cuidada por sus vecinos, Cristina y Manuel y sus hijas, cuando se encontraba en las inmediaciones de la tapia colindante entre su propiedad y la que habitaban los propietarios del animal. El disparo alcanzó a la gata Tula en la mano izquierda, que hubo que serle amputada". Los hechos ocurrieron en la finca 'El Rosalejo', en el término municipal de Alcaracejos.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.