El Comité de Metales mantiene la esperanza de vender la empresa en un solo lote en la segunda fase de liquidación

El expediente contempla una bolsa de trabajo que se mantendrá tres años con la expectativa de una posible reactivación industrial
Concentración de trabajadores de Metales Extruidos
Concentración de trabajadores de Metales Extruidos
EUROPA PRESS

El Comité de Metales Extruidos mantiene la esperanza de vender la empresa en un solo lote en la segunda fase de liquidación, que comienza inmediatamente después de que este martes se haya conocido que no hay oferta alguna de compra de la empresa por el precio establecido, que ascendía a 22 millones de euros.

Esta circunstancia se ha dado a conocer en el despacho de un notario, a donde han acudido miembros del Comité de Empresa y los administradores concursales con el fin de conocer si había alguna oferta de compra, para cuya presentación se ha cerrado el plazo dentro de la primera fase de liquidación.

Coincidiendo con esta reunión, medio centenar de los 320 trabajadores de la empresa se ha concentrado en la calle Miguel Íscar de Valladolid tras una pancarta en la que se podía leer 'Metales Extruidos. Luchamos por la industria y los empleos'.

Muchos de los empleados, que han cortado esta calle principal de la ciudad, vestían camisetas naranjas y llevaban pegadas pegatinas con el lema 'Metales no se cierra', atuendos que han presidido la mayoría de las movilizaciones que han llevado a cabo en defensa del empleo y de la reactivación de la fábrica de Valladolid, cerrada desde diciembre de 2012.

Tras el acto en las dependencias del notario se ha celebrado, esta vez en dependencias de la fábrica, la última de las reuniones de negociación del expediente de extinción de empleo, que supondrá el fin de la relación laboral entre los trabajadores y la empresa.

Los despidos que se harán efectivos a partir del 20 de agosto una vez que finalicen los trámites preceptivos entre el juzgado y la autoridad laboral competente para aprobar el expediente firmado este martes, último día de plazo para su redacción definitiva.

Así, las 320 personas que están en nómina recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de una anualidad, tal y como recoge el expediente, ha explicado a Europa Press el presidente del Comité de Empresa, Ángel Ortega, representante de Comisiones Obreras.

Bolsa de trabajo y lote único

Sin embargo, la representación de los trabajadores ha conseguido que se contemple en este acuerdo la creación de una bolsa de trabajo que en la que se incluya a los hasta ahora empleados de Metales Extruidos y que se mantendrá durante tres años para que, si en la segunda fase de liquidación de la empresa hubiera ofertas por la misma, se pueda contar con ellos a la hora de una hipotética reanudación de la actividad.

Con ese fin precisamente, el expediente contempla también el mantenimiento, hasta el 30 de octubre, de la unidad productiva de Jalón como un único lote, de manera que si hubiera ofertas a partir de ahora deberían de hacerse por el total de las instalaciones de Metales.

De esta forma, hay un compromiso de no enajenar maquinaria de ningún tipo hasta esta fecha, por lo que se pueden hacer ofertas por la misma y, en caso de que se produjeran varias, se llevaría a cabo una subasta, ha explicado Ortega.

Si pasado este periodo no se presentaran ofertas, se harían lotes con las "unidades productivas", es decir, con las líneas de extrusión, embalaje o tratamiento, por ejemplo, también con el objetivo de poder recuperar actividad parcial en alguna de ellas. Finalmente, si no hubiera movimientos en estas fases, se vendería la factoría "por piezas", ha añadido.

Sin embargo, Ángel Ortega ha manifestado la esperanza de muchos de los trabajadores y del Comité de Empresa en que haya posibles inversores esperando a la segunda fase que ahora comienza para adquirir la planta por menos dinero que el fijado inicialmente de 22 millones de euros, cuando además el proceso de compra tenía una limitación temporal y una serie de requisitos.

Entre las ventajas que el presidente del Comité ve en esta segunda fase están que se facilite la venta por menor precio en un solo lote y que podría mantenerse la producción en Valladolid y recuperar el mayor número de empleos posibles, ya que la venta por piezas permitiría llevarse maquinaria fuera, como una de las más importantes prensas de Europa con la que cuenta la fábrica, con una capacidad de 3.500 toneladas, que han permitido llevar a cabo obras como la catenaria del Metro de Madrid.

Ortega cree que "se cierra una puerta y se abre una ventana" y ha asegurado que Comisiones Obreras estará pendiente de que se cumpla el expediente pactado, para lo que se constituirá una comisión de seguimiento, y abogará siempre por intentar la reactivación de la industria, aunque ha recordado que el Comité de Empresa dejará de representar a los trabajadores cuando se produzca la liquidación.

Aún así, ha reiterado que Comisiones seguirá "velando" por que se cumplan al menos la condición de la bolsa de trabajo para intentar recuperar el empleo en caso de compra, para lo que mantendrán contactos con la administración concursal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento