Ainhoa Arteta
La soprano Ainhoa Arteta durante la presentación del programa 'El palco' en el Teatro Real. Zipi / EFE

El próximo domingo, TVE estrenará El palco, un nuevo programa que acercará cada mes a La 2, de la mano de la soprano Ainhoa Arteta, las grandes citas del panorama cultural nacional e internacional dedicado a los amantes de la ópera, el ballet y los recitales líricos.

¿Cuál será su papel en El palco?
Yo me encargaré de dar una entradilla simple explicando los espectáculos del mes, serán comentarios breves pero personales, desde el punto de vista del artista.

¿Son este tipo de programas oasis dentro de la parrilla televisiva?
Ya lo creo. Definitivamente sí. La pena es que sean unos oasis, ya que son oasis muy queridos y muy requeridos. Me gustaría mucho que fuese de otra forma.

Una ley de mecenazgo subsanaría la mala imagen de ciertas entidades que ahora sólo se asocian a la corrupción¿Queda hueco para la cultura en España?
La esperanza es lo último que se pierde. En este país ha habido 25 años de evolución, de esfuerzo y de creación de infraestructuras. Se han creado multitud de teatros y auditorios y se ha luchado por defender y difundir la cultura. Además, había una gran oferta de conciertos.

Sin embargo, en los últimos dos años todo esto ha caído en picado, primero por la crisis, sobre todo por la subida del IVA al 21%, y también por la inexistencia de una ley de mecenazgo. Antes era diferente, en el extranjero tengo amigos, pianistas y otros colegas de profesión, que decían que venir a España era una maravilla, que nunca faltaba público.

Entonces, ¿cree que existe alguna solución a la crisis de la cultura?
Habría que bajar el IVA, por lo menos al nivel de la media europea, o incluso quitarlo, aunque eso sería toda una sorpresa. Por otro lado, necesitamos una ley de mecenazgo ya. Eso sanaría y subsanaría la mala imagen de ciertas entidades que ahora mismo sólo se asocian a la corrupción.

¿Qué música recomienda para evadirse de los sinsabores de la crisis?
Las Cuatro últimas canciones, de Strauss.

Si la situación de España fuese una ópera, ¿qué ópera sería?
Pues no se me ocurre ningún nombre concreto, pero hay trama para una buena ópera. Creo que daría lugar a una ópera única, con todos los tintes posibles: comedia, drama, heroismo...

Soy una experta en los 40 Principales ¿Y qué héroe o heroína de ópera cree que sería un buen presidente del gobierno?
Quizá Cyrano de Bergerac, al menos sabríamos que tiene inteligencia. Tiene un carácter poético, aunque también mucha mala leche.

¿Cree que la música clásica sigue siendo una afición algo elitista?
No. Me parece que es está haciendo una labor buenísima para llegar a todo el mundo. En el teatro se sigue viendo un importante poso de juventud. En cuanto a formación, mientras no acaben cerrándolos todos, tenemos conservatorios en los que hay un gran nivel de jóvenes músicos.

¿Escucha usted algo que no sea ópera o música clásica?
Me encanta escuchar conciertos sinfónicos. Fuera de eso, en mi casa se prioriza la música que le gusta a mi hija, que tiene 12 años, así que imagínate. Soy una experta en los 40 Principales (risas). Escucha mucho a Auryn, un grupo de chicos españoles. A mí me gusta Pablo Alborán, Alejandro Sanz... Muchos.

¿Cómo lleva la conciliación de la vida laboral con la personal?
No puedo decir que sea fácil. Con una gran dosis de complicidad con mis hijos y con mi familia. Ellos entienden mis ausencias del mismo modo que entiendo yo las suyas. Luego, cuando nos vemos, los reencuentros son increíbles.