De la banderilla al jamón: nuestras 10 tapas más saludables

  • Abren la lista la banderilla de pepinillo, anchoa o boquerón, cebolleta y aceituna.
  • Le siguen el gazpacho, el salpicón de marisco y la sepia a la plancha con ajito.
  • De día, cerveza ya que abre el apetito; a la noche, vino que favorece el descanso.  
Una banderilla de pepinillo, boquerón, cebolleta y aceituna, solo 50-60 Kcal.
Una banderilla de pepinillo, boquerón, cebolleta y aceituna, solo 50-60 Kcal.
WIKIPEDIA/Tamorlan

Las tapas son un símbolo gastronómico de nuestro país. La cocina en miniatura de nuestros bares y restaurantes tiene las virtudes –en la mayoría de los casos– de la dieta mediterránea. Tapear puede ser muy sano.

Según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), las tapas de verduras frescas y mariscos son la mejor opción por su alto valor nutritivo y omega 3. Los montaditos con pan y mayonesa y los fritos son los que más engordan.

Como regla general recomiendan "utilizar los hidratos de carbono en la cerveza y el vino tinto, y las proteínas en las tapas". La cerveza es mejor tomarla por el día, ya que nos abre el apetito y a la noche tomar la tapa con una copa de vino tinto porque favorece el descanso.

El IMEO ha elaborado una lista con las 10 tapas más saludables. Son estas:

1.  Banderilla de pepinillo, anchoa o boquerón, cebolleta y aceituna (50-60 Kcal)

Los pescados azules como la anchoa y el boquerón son ricos en ácidos grasos omega 3, pero sobre todo destacan por su elevado contenido en calcio, beneficioso para nuestros huesos, especialmente en mujeres en edad de perimenopausia (el periodo de transición antes de que la menstruación pare) o menopausia. Ambos períodos son muy importantes por la gran fluctuación de hormonas que se producen en el cuerpo femenino. Una tapa altamente recomendada para la mujer a partir de los cuarenta años de edad.

2.  Un vaso de gazpacho (75-85 Kcal)

El ingrediente estrella del gazpacho, el tomate, es rico en licopeno, carotinoide que le otorga su color rojo característico y ayuda a proteger nuestra piel, además de ser un apreciado antioxidante natural. Un vaso de unos 125 ml puede beneficiar a los amantes de la playa, ya que contribuye a tener un bronceado perfecto y protege del sol y del envejecimiento que provoca éste en la piel.

3.  Salpicón de marisco (100 Kcal)

Los mariscos son una fuente de proteínas de alto valor biológico además de ser bajos en grasa, por lo que son un alimento ideal con el que podemos disfrutar de nuestra dieta. La media calórica por 100 gramos dispuestos para el consumo gira alrededor de 100 kilocalorías, de modo que un salpicón de marisco constituye la tapa perfecta para los que están a régimen. Alternando su consumo con el del pescado, el marisco puede contribuir a que nuestra dieta sea más cardiosaludable. No obstante, es recomendable no consumir mariscos crudos si se padecen enfermedades hepáticas, alteraciones inmunológicas (sida, cáncer...) o problemas gastrointestinales.

4.  Sepia a la plancha con ajito (106 Kcal)

La sepia es uno de los moluscos que más valor energético aporta al cuerpo humano. Tiene alto contenido de fósforo y potasio. El potasio es un mineral clave para el funcionamiento celular, mientras que el fósforo es el segundo mineral más abundante en nuestro organismo y se encuentra combinado con el calcio de nuestros huesos. En naturopatía la tinta de sepia se utiliza para tratar depresión, agotamiento o fatiga. Asimismo, sirve para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual en la mujer y el estrés en el postparto. La sepia a la plancha con ajito es una tapa muy nutritiva de la que no deberían abusar las personas con problemas de colesterol y triglicéridos.

5.  Mejillones a la vinagreta: 2 unidades (120 Kcal)

El mejillón cabe destacarlo por su nivel de selenio, antioxidante natural que junto con la vitamina E protege de la enfermedad coronaria e incluso de algunos tipos de cáncer. También tiene una cantidad apreciable de ácido fólico muy importante durante el embarazo para la división celular. Por tanto, los mejillones a la vinagreta son una verdadera delicatesen, tanto para el paladar, como para el corazón y la salud en general. Es una tapa rica en hierro que conviene en el período de gestación.

6.  Revuelto de champiñones o setas con ajito (130 Kcal)

El ajo que da sabor a nuestro revuelto es rico en quercetina, un flavonoide beneficioso para la salud en cuanto a su actividad antitumoral y protección cardiovascular. Además, la clara del huevo también es una fuente proteica de alto valor biológico y exenta de grasa. Es una tapa completa que sacia el hambre y proporciona suficiente energía para mantenernos activos en verano: ir en bici, nadar, o hacer largos paseos por la playa.

7.  Pimiento relleno de bacalao: 1 unidad (140 Kcal)

El pimiento rojo es muy rico en carotinoides y vitamina A que, igual que en el tomate, ayudan a proteger nuestra piel y mucosas. Una excelente tapa para los meses de verano, ideal para los playeros, con muchos beneficios para nuestra piel, igual que el gazpacho, aunque algo más calórica.

8.  Pulpo a la gallega (140 Kcal)

Es un plato bajo en calorías, pero con un alto valor nutritivo. El pulpo es muy rico en yodo, esencial para el crecimiento y el desarrollo cerebral de los niños. Ayuda al correcto funcionamiento de la glándula tiroides y regula el metabolismo. Fortalece el cabello, la piel y las uñas. Es una gran tapa que también nos aporta vitamina B2 y su consumo de forma regular puede reducir las tasas de accidentes cerebrovasculares, ataques al corazón y muertes por enfermedades cardiacas.

9.  Atún con pimiento de piquillo y una rebanada de pan (156 Kcal)

Es rico en proteínas y bajo en grasas y calorías. Se estima que 170gr de atún aportan una tercera parte del requerimiento diario de proteínas en una persona adulta. Este pescado azul también se caracteriza por su contenido en ácidos grasos poliinsaturados de alta calidad, de la familia omega 3, que ayudan a proteger nuestra salud cardiovascular.

10.  Tapa de Jamón ibérico con tomate (150 Kcal)

Unas cuantas lonchas de este preciado alimento sería la fuente perfecta de vitaminas del grupo B, tan necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. Además, el perfil lipídico del jamón ibérico destaca por su bajo contenido en grasas saturadas y un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados como el ácido oleico, también beneficioso para nuestra salud cardiovascular. Es una tapa altamente recomendada para todo el mundo y prácticamente sin contraindicaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento