Miriam y Teodora, las dos primeras españolas nacidas en 2007

  • Trece de los 21 primeros bebés que nacieron en 2007 fueron niñas.
  • Casi un tercio son de padres inmigrantes.
La sevillana Miriam, primera bebé del año 2007 (Foto: Efe)
La sevillana Miriam, primera bebé del año 2007 (Foto: Efe)
José Manuel Vidal / Efe
Miriam, nacida en la medianoche en punto en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, y
Teodora, que llegó al mundo a las doce y dos segundos en el Hospital Universitario de Getafe (Madrid), han sido las dos primeras españolas nacidas en 2007.

La mayor parte de los primeros alumbramientos de este año en las distintas comunidades autónomas (13 de 21 en total) han sido niñas, y de todos ellos casi un tercio han sido bebés de padres inmigrantes.

Además, por primera vez en varios años el primer niño nacido en Ceuta es cristiano, rompiendo así la tendencia de que el primer bebé sea de padres musulmanes.

La sevillana Miriam, que nació por cesárea, pesó 4,650 kilos al nacer, mientras que Teodora -la primogénita de una pareja de rumanos residentes en Pinto (Madrid) desde hace dos años y medio- pesó 2,67 kilos, y nació 18 días antes de lo previsto por los médicos.

Menos de un minuto después, 45 segundos pasada la medianoche, nacía la pequeña Anna, que pesó 3,3 kilos, en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida; falta saber si el presidente de la Generalitat, José Montilla, será su padrino, como hacía su predecesor, Pasqual Maragall, con los primeros bebés del año nacidos en Cataluña durante el tiempo que gobernó.

El primer nacimiento del 2007 en Zaragoza fue el de Paula Bielsa, una niña que nació un minuto después de estrenar el nuevo año en el Hospital Miguel Servet y que pesó 3,7 kilos.

El siguiente bebé fue otra niña, que nació transcurridos seis minutos del toque de las doce campanadas en la Fundación Hospital de Calahorra (La Rioja), y que se llamará Lucía.

El nacimiento del primer niño de Extremadura se produjo a las 0:07 horas, en el Hospital Materno Infantil de Badajoz, aunque del bebé sólo se sabe que es un varón que pesó 2,95 kilos al nacer.

A las 00:10 horas se produjo el alumbramiento del primer valenciano de 2007, una niña de madre marroquí que nació en el Hospital de Gandía; un minuto después llegó al mundo Arantxa en el Hospital de Manacor (Mallorca), y siete minutos después, a las 00:17, nacía en Castellón otra niña, de madre también marroquí, en el Hospital de la Plana.

Diecinueve minutos después de la medianoche, nacía en el Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria un niño que se llamará Lían, hijo de padres alemanes residentes en La Garita, que pesó 3,5 kilos.

Un minuto después de Lían llegaron al mundo una niña en el Hospital Grande Covian de Arriondas (Asturias), sobre la que la familia no quiso proporcionar más datos, y otro varón nacido en el Hospital de San Juan de Alicante, hijo de una madre residente en Benidorm.

Otra niña, que pesó 3,160 kilos, fue la primera cántabra de 2007 al nacer a las 00:38 horas en la Residencia Cantabria.

Gabriel, de 2,920 kilos y 50 centímetros, fue el primer bebé zamorano del año al nacer a las 00:40 horas en el Hospital Virgen de la Concha de Zamora de padres dominicanos.

Jesús se convirtió, a las 01:03 horas, en el primer toledano del año, y nació con 2,785 kilos en el Complejo Hospitalario de Toledo.

En Ceuta, el nacimiento de un varón cristiano, que se llamará Lucas, rompió la tendencia de los últimos años en esta ciudad autónoma, donde el primer alumbramiento del año solía ser el de un bebé de padres musulmanes y que, en la mayor parte de los casos, procedían de Marruecos.

Minutos después, a las 02:20 horas, vino al mundo Miguel, un vallisoletano de 3,550 kilos que nació en el Hospital Del Río Hortega.

Ainhara, la primera navarra del año, nació a las 02:35 minutos en el hospital García Orcoyen de Estella; tan sólo cinco minutos después llegó al mundo Desirée en el Hospital General de Ciudad Real.

El primer bebé de Cuenca fue Fabia, de origen sudamericano, cuyo alumbramiento se produjo a las 05:10 horas en el Hospital de Cuenca; en esta ciudad se produjo la curiosidad de que los últimos niños de 2006 fueron dos primos, Pablo y Roberto, que nacieron con una hora y cuarto de diferencia y que, además, tuvieron el mismo peso: 3,420 kilos.

Menos madrugador fue el primer bebé de Salamanca, un varón de origen rumano que pesó 3,71 kilos al nacer a las 07:00 horas en el Hospital Clínico de esta ciudad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento