Un nuevo montón de corredores producido en el encierro de Pamplona ha creado este sábado momentos de pánico y angustia en el séptimo encierro de los sanfermines cuando los toros de Fuente Ymbro se han topado con una muralla humana que obstaculizaba la entrada al coso.

El encierro, corrido en 4 minutos y 15 segundos, transcurría con gran rapidez y sin demasiadas incidencias hasta el momento en el que los toros llegaron a la plaza, donde un gran montón de corredores que se había originado poco antes les impidió el acceso y causó que muchos mozos fueran aprisionados y algunos quedaran inconscientes.

La carrera comenzó puntual a las 8.00 horas, cuando los bureles, con fama de hacer encierros rápidos y limpios, han salido encabezados por los mansos y pronto han cogido ligeramente la parte derecha de la Cuesta de Santo Domingo, que han acometido a gran velocidad.

A mitad de la cuesta uno de los morlacos resbaló aunque sin llegar a caer, de forma que no perdió a la manada que ya para entonces encabezaba uno de sus hermanos, al que poco a poco le siguieron otros dos también ligeramente sueltos.

En esa disposición atravesaron la plaza del Ayuntamiento y la calle de Mercaderes, cuya curva han tomado de forma limpia y, aunque arrimados al vallado, sin chocar contra sus tablas.

Ya en Estafeta cayó un mozo y uno de los Fuente Ymbro dio muestras de su nobleza al saltar limpiamente sobre él y seguir la estela de la manada que, bastante estirada, ha acometido la calle con un toro de color melocotón cerrando el grupo junto a los cabestros.

Entrada al ruedo

Con los mozos disfrutando cerca de los bureles, uno de éstos resbaló y sus hermanos saltaron por encima de él para seguir el recorrido, un momento en el que metros adelante, a la entrada del coso taurino, comenzó a formarse un tapón debido a la caída de numerosos corredores y a que una de las puertas de acceso al anillo ha quedado inexplicablemente cerrada.

La limitación en el acceso, en un momento en el que multitud de mozos entraba poco antes de los toros, creó momentos de angustia ante la inminencia de la llegada de los Fuente Ymbro, que finalmente llegaron junto a los cabestros y toparon con el muro humano.

Mientras, en el callejón el toro color melocotón permanecía tumbado en el suelo tratando de levantarse.

En este caos en el que los dobladores y algunos corredores desde la arena trataban de rescatar a los mozos del montón y los toros empujando aunque sin embestir, se vivieron momentos de pánico entre los mozos que saltaban por encima del montón tratando de escapar de los astados.

Finalmente la situación se resolvió cuando se abrió el callejón de la plaza para obligar a la manada a entrar al coso por otra de las puertas y conducirla sin mayores incidencias hasta los chiqueros.

Acabado el encierro se comenzó a disolver el montón y algunos mozos fueron trasladados en estado inconsciente hasta la enfermería de la plaza.

Heridos

Los centros del Complejo Hospitalario de Navarra han atendido en total a 23 corredores, de los que 19 han resultado heridos en el montón de mozos que se ha producido a la entrada de la plaza en el séptimo encierro de los sanfermines, corrido con toros de Fuente Ymbro.

Un corredor de 19 años, J.M.R., residente en Vitoria (Álava), ha sufrido lesiones de pronóstico muy grave al verse involucrado en el montón.

Este corredor presenta un traumatismo torácico con síndrome de asfixia, y recibe ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro B del Complejo (antiguo Hospital de Navarra).

Otro de los corredores heridos en el montón, R.T., irlandés, de 28 años, también ha sido atendido por un traumatismo torácico con síndrome de asfixia, aunque su pronóstico es reservado, al igual que el de la mayoría de los involucrados en el montón.

Además, un joven de Azpeitia (Guipúzcoa), de 18 años, ha sido empitonado en la axila con pronóstico menos grave y otro mozo, I.L., de 35 años, domiciliado en Cleveland (Ohio, Estados Unidos), ha sido empitonado en el glúteo en la calle Estafeta y su pronóstico es reservado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.