El parte de bajas a causa del conflicto israelo-palestino revela, este año, un escenario especialmente cruento.

Un total de 660 palestinos perdieron la vida en 2006 por fuego israelí, según un estudio elaborado por la asociación pro Derechos Humanos B'tselem.

Esta cifra, que triplica la de sólo un año antes, incluye a 141 menores y a otras 322 adultos civiles que no participaron en los enfrentamientos.

Otra veintena de los fallecidos eran objetivos de los asesinatos selectivos emprendidos por el Ejército israelí.

Más de 4.000 palestinos han muerto por ataques israelíes desde que comenzó la Intifada
Según el estudio, sólo en la Franja de Gaza, desde que el soldados Gilad Shalit fuera secuestrado por milicias palestinas, 405 personas murieron, entre ellos 88 menores.

Asimismo, B'tsalem estima en 4.000 el número de palestinos muertos por ataques israelíes desde que comenzó la Intifada.

Por su parte, los palestinos asesinaron durante 2006 a 17 civiles israelíes, de los que uno era un niño, en Cisjordania e Israel. También murieron por acción palestina seis miembros de las fuerzas de seguridad israelí.

En cuanto a detenciones, Israel mantiene retenidos a 9.075 palestinos, número que incluye a 345 menores. De ellos, 738 no han sido juzgados y no conocen los cargos que se les imputan.