El extesorero del PP Luis Bárcenas se ha reunido este jueves por la tarde en la prisión madrileña de Soto del Real con el abogado Javier Gómez de Liaño, que finalmente ha aceptado asumir su defensa tras la renuncia de los letrados que tenía hasta ahora.

En junio de 1998 el Supremo condenó a Javier Gómez de Liaño a 15 años de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación Gómez de Liaño ha acudido a la cárcel con su mujer, la también letrada María Dolores Márquez de Prado, con quien comparte un bufete profesional en Madrid, y a la salida ha afirmado a los periodistas que ha aceptado defender al extesorero del PP. La mujer de Gómez de Liaño, la abogada María Dolores Márquez de Prado, asumirá la defensa de la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias.

El nuevo letrado del extesorero ha dicho que el asunto es de "enorme complejidad jurídica" y ha añadido "que la política cuando se entrevera con la justicia produce un pésimo producto". "Un abogado no defiende a un partido, ni está pendiente ni le preocupa unas siglas políticas y eso, lo que nos ofrece, es mucha independencia", ha comentado el nuevo letrado del extesorero del PP.

El nombre de Gómez de Liaño como posible defensor de Bárcenas había circulado desde que el pasado lunes el abogado Miguel Durán, defensor del número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, se entrevistó con él en prisión para tratar de diversos asuntos de la causa.

Esta visita se produjo horas después de conocerse que los abogados Miguel Bajo y Alfonso Trallero habían renunciado a su defensa por "discrepancias profesionales".

En junio de 1998 el Tribunal Supremo condenó a Javier Gómez de Liaño a 15 años de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación durante la instrucción del 'caso Sogecable', cuando era juez de la Audiencia Nacional.

Pero año y medio después, el 1 de diciembre de 2000, el Gobierno le indultó, cuando concedió 1.443 indultos, en la mayor medida de gracia concedida por un Gobierno desde que se aprobó la Constitución de 1978.

María Dolores Márquez de Prado fue fiscal de la Audiencia Nacional y después fiscal de sala del Tribunal Supremo, actividad que abandonó para el ejercicio de la abogacía junto a su marido.