El cantante bilbaíno, Fito Cabrales
El cantante bilbaíno, Fito Cabrales. (EFE)
El músico y cantante bilbaíno Fito Cabrales llenó hasta la bandera el primero de sus dos directos en Madrid con un concierto que sonó ágil y completo y en el que demostró, mezclando calidad y cercanía, por qué ' Por la boca vive el pez' se ha convertido en España en el gran éxito del otoño de 2006.

Adolfito 'Fito' Cabrales presentó anoche a los madrileños su banda de Fitipaldis ante las 15.000 personas que abarrotaron el Palacio de los Deportes y que, durante dos horas de concierto, presenciaron un repertorio que hizo balance de la ascendente trayectoria del grupo e incluyó doce de los trece temas de su último disco, 'Por la boca vive el pez'.

Fito, que creó esta formación en 1998 para dar salida a su creatividad más allá del rock duro de su grupo, Platero y Tú, renunció a temas de aquella época para demostrar que, con cuatro discos de estudio, tiene temas suficientes para ofrecer un recital ameno, variado y capaz de combinar emotividad y ritmos vibrantes.

El bilbaíno dio amplia cabida a los intermedios musicales, cediendo así protagonismo a los músicos que le acompañaban, los únicos que le hicieron quitarse su inseparable gorra de paño.

Carlos Raya a la guitarra, Javier Alzola al saxo y la percusión, Joserra Semperena en los teclados, Candy Camarero en el bajo y José 'El niño' Bruno en la batería fueron, en gran parte, los responsables de que el concierto gozara de una versatilidad que viajó, en las 24 canciones interpretadas, por diversos géneros, como el swing, el blues, el jazz y, por supuesto, el rock latino.

Fito, con su cigarro siempre encendido y sus patillas solitarias, fue abriéndose poco a poco, de manera más intuida que explícita, a un público al que prometió "pasar una noche bonita".

La gira 'Por la boca vive el pez', aunque cerrará con un nuevo concierto en Madrid su primer calendario de presentaciones (iniciado el 3 de noviembre en Oviedo), ha añadido nuevas fechas para el 2007, como Mallorca (13 de enero), Huesca (21 de enero) y Zaragoza (23 de enero).