La siniestralidad en las carreteras de la provincia de Málaga ha descendido notablemente en los últimos años, en concreto un 80 por ciento desde el año 2003. Así lo indican los datos de la Jefatura Provincial de Tráfico, que reflejan que durante el pasado año perdieron la vida un total de 28 personas como consecuencia de un accidente de tráfico en las vías malagueñas, 90 menos que hace una década, cuando perecieron 118 personas.

Esto se debe, en parte, según han indicado desde la Jefatura Provincial de Tráfico de Málaga, a la implantación del carné por puntos, que, junto a otros factores, "ha conseguido reducir los fallecidos en nuestras carreteras". Desde Tráfico han señalado a través de un comunicado que espera que el carné por puntos "siga ayudando en nuestro objetivo de cero fallecidos en las carreteras".

En lo que llevamos de año se han producido 12 accidentes mortales en los que han fallecido 15 personas, cuatro han resultado heridas graves y otras cuatro leves, con un total de 20 vehículos implicados.

En cuanto al tipo de accidente con víctimas mortales más frecuentes, el 70 por ciento se producen por atropello o por colisión de vehículos en marcha, mientras que el 30 por ciento restante son a consecuencia de una salida de vía.

Según el informe elaborado por Tráfico, los factores concurrentes en la producción de un accidente podrían ser: la distracción en el 33 por ciento de los casos; la velocidad inadecuada en uno de cada cuatro casos; y el alcohol, las drogas y el cansancio en más del 15 por ciento de los casos.

En cuanto a los principales datos recogidos por Tráfico desde la entrada en vigor del carné por puntos, hace siete años, destacan: 6.326 permisos de conducir retirados, de los que 5.613 son hombres y 713 mujeres; 204.212 denuncias que han llevado aparejadas la pérdida de un total de 628.674 puntos para los infractores; y el número de denunciados que ha alcanzado los 159.631 desde la implantación del carné por puntos.

En cuanto a los cursos para la recuperación total del permiso, se han llevado a cabo un total de 426 que han contado con la asistencia de 4.900 personas, casi un tres por ciento más que a nivel nacional. En lo que a cursos para la recuperación parcial, son 394 los que se han efectuado con una asistencia de 2.519 personas.

Los datos de Tráfico también reflejan los puntos negros de la provincia en cuanto a siniestralidad se refiere. La Autovía A-7 es la más peligrosa de todas las carreteras malagueñas ya que, en tan solo 1,3 kilómetros, se han producido un total de 20 accidentes durante el pasado año. Le sigue la Autovía A-397, con un total de siete siniestros y la Autovía A-356R con seis accidentes. Además, la A-7058 y MA-20, con seis accidentes en total, también aparecen en la lista de puntos negros del 2012.

Consulta aquí más noticias de Málaga.