Efectivos de la Guardia Civil han identificado a dos hombres, de 48 y 73 años, acusados de ofrecer por Internet 80 kilos de marfil por 80.000 euros para confeccionar piezas de ajedrez. El material procedía de colmillos de cachalote (Physeter macrocephalus), especie que actualmente se encuentra protegida tanto por la normativa española como europea.

La Guardia Civil abrió una investigación el pasado mes de junio tras detectar una posible venta de marfil a través de Internet desde la provincia de Valencia.

Las pesquisas realizadas por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil permitieron averiguar que la oferta de marfil se realizaba desde una localidad de la comarca de La Ribera Alta, y que el marfil procedía de colmillos de cachalote.

Por todo ello, y contando en todo momento con el apoyo técnico de personal del Servicio Oficial de Importación y Vigilancia de la Exportación (Soivre), perteneciente a la Dirección Territorial de Comercio de Valencia, los agentes encargados del caso, identificaron y localizaron a la persona que ofertaba el marfil, así como a la persona que publicitaba la venta.

Estas personas supuestamente ofrecían 80 kilogramos de marfil para confeccionar piezas de ajedrez, por un importe de 1.000 euros el kilogramo.

Por todo ello, el pasado día 2 de julio, la Guardia Civil identificó en Real de Montroy a estos dos varones, españoles, que responden a las iniciales I.V.O., de 48 años, y G.F.R., de 73 años, por su supuesta implicación en un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Estos hechos han sido puestos en conocimiento de las autoridades aduaneras por una posible infracción de contrabando. En el momento de la identificación, la Guardia Civil recuperó un total de 250 colmillos de cachalote, con un peso de 80 kilogramos.

Según los expertos, esta actuación llevada a cabo por el Seprona de la Guardia Civil supone, en cuanto a cantidad y calidad, la segunda que se realiza a nivel mundial —solo existe otra en Estados Unidos—, y la primera que se realiza en Europa. Las diligencias han sido puestas a disposición del juzgado de Instrucción de guardia de Picaste.

Consulta aquí más noticias de Valencia.