El secretario general de UGT en Extremadura, Francisco Capilla, ha reiterado este lunes su "preocupación" por la política actual de los gobiernos central y regional con respecto a las infraestructuras ferroviarias, que van encaminadas a "desbancar" el AVE y el Eje 16, lo que va a convertir a la comunidad autónoma en "un islote" alejado de España y de Europa.

Por este motivo, el sindicato ha iniciado una ronda de contactos en los principales núcleos de población extremeños con diferentes colectivos vecinales, empresariales y sociales para trasladar "al conjunto de la sociedad" extremeña el "grave error que se cometería" si desaparecieran los proyectos de la "alta velocidad y el Eje 16".

"Voy a 'patearme' Extremadura", ha subrayado Capilla, en declaraciones a los medios de comunicación este miércoles, minutos antes de iniciar una reunión en Mérida con representantes de la "sociedad civil", que ya se celebró en Plasencia la pasada semana, y ha avanzado que la próxima semana hará lo propio en Navalmoral de la Mata, y que posteriormente llegará el turno de Badajoz y Cáceres.

El secretario regional de UGT ya celebró un encuentro de estas características la semana pasada en Plasencia, donde se constituyó una plataforma en defensa de las infraestructuras en Extremadura.

Las decisiones que sobre infraestructuras ferroviarias están adoptando "el Gobierno central y el Gobierno regional", según Capilla, van a provocar un retroceso en Extremadura. "En vez de converger, lo que vamos a hacer es diverger todavía mucho más", ha señalado.

En este sentido ha añadido que "no hay ninguna razón" para que "Extremadura, como el resto de comunidades autónoma", y de que "las dos provincias extremeñas, como el resto de capitales de provincias de este país", no tengan una infraestructura como el AVE.

En su intervención ha recordado la reciente apertura de la línea de AVE que une Madrid y Alicante, ante lo cual ha interpelado al presidente extremeño, José Antonio Monago, acerca de "cómo entiende que Extremadura puede competir en materia de turismo con la zona de Levante". "No queremos ser más que nadie, pero tampoco menos", ha remarcado.

Nueva conexión con madrid

Por todo ello, Francisco Capilla ha propuesto una "simple" actuación para "coger la vía de la alta velocidad en Puertollano (Ciudad Real), mediante la inversión de 100 millones para reparar y adecuar la vía para la circulación de trenes a 160 kilómetros por hora en la línea que une la comunidad autónoma con Brazatortas, donde además habría que construir un nuevo intercambiador.

Esta actuación supondría una nueva entrada a Extremadura desde Madrid, no solo en lo que se refiere al transporte de viajeros, sino también al de mercancías, "como era la idea inicial del Eje 16", tal y como ha recordado.

No obstante, Capilla ha advertido que continuará "reivindicando la alta velocidad en Extremadura por la zona de Cáceres, Plasencia y Navalmoral de la Mata".

"Si el Gobierno regional permite el planteamiento del Ministerio de Fomento de utilizar la plataforma del AVE para poner una sola vía sin electrificar, es claramente la muerte del AVE en la región", puesto que, ha añadido, "no se va a volver a desmontar lo que se haya montado, ni cambiar la señalización".

"Es falso, mentira lo que se está vendiendo respecto a ese tren Talgo de 200 kilómetros por hora", ha resaltado el secretario regional de UGT, al tiempo que ha añadido que "no está determinado, ni siquiera", el lugar en el que está previsto construir "las estaciones de Mérida, Cáceres, Navalmoral y Plasencia".

"La sociedad extremeña tiene que conocer esto, tiene que conocer esta situación y a donde nos aboca esa decisión", ha apuntado Capilla, quien considera que medidas "de tanto calado", y que "van a condicionar el futuro de Extremadura, no se pueden tomar tan alegremente desde el Gobierno regional sin contar con la sociedad civil, los agentes sociales y con el resto de la representación política en la Asamblea".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.