Apple
Logotipo de Apple en una tienda de China. GTres

La Dirección de Consumo de la Comunidad de Madrid ha multado con 47.000 a la compañía Apple por comercializar productos haciendo creer a los clientes que su garantía es de un año y no de dos, como marca la ley, según una resolución con fecha 24 de junio de 2013 firmada por el subdirector general de inspección y control de mercado.

La sanción se produce como consecuencia de una denuncia en 2011 de la organización de consumidores Facua "ante las autoridades de consumo de varias comunidades autónomas", ha explicado en un comunicado. La asociación argumentó entonces que la empresa estadounidense incurría "en publicidad engañosa" e infringía el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

La OCU también denunció a Apple en marzo de 2012 por el mismo motivo; a finales de 2011, además, la compañía fue sancionada en Italia con 900.000 euros por "práctica comercial incorrecta hacia los consumidores".

El objetivo de la práctica de la compañía es vender a los clientes una ampliación de garantía "a través de un seguro", según Facua. Así, explica que realizó un envío masivo a clientes diciéndoles que "la garantía de un año del dispositivo" que habían adquirido estaba a punto de caducar y que podían contratar el producto Apple Care Protection Plan.

"Protege tu iPhone 4 un año más con AppleCare Protection Plan. Estarás ampliando la cobertura del servicio técnico y reparaciones a dos años a partir de la fecha de compra de tu iPhone", cita Facua refiriéndose al anuncio en cuestión. Esta publicidad, añade, "era confusa para los usuarios" y estos tienen "derecho a reclamar la devolución del importe abonado si contrataron el seguro.

Facua dice que la cuantía de la multa, 47.000 euros, es "ridícula", que es como "si se hubiese sancionado a una frutería en lugar de a una de las principales multinacionales de productos electrónicos" y  que Consumo "impidió que pudiese presentar alegaciones sobre el importe de la sanción propuesta" al no informarle de las medidas que tenía previsto adoptar.

La sanción ya es firme, aunque la resolución de la Comunidad de Madrid avisa de que tiene carácter general y es administrativa, por lo que para la reparación individual de daños y perjuricios el procedimiento indica que hay que acudir a los tribunales de justicia.

Facua asegura, por último, que "es una práctica habitual" que en las tiendas donde se comercializan productos Apple "se indique a los consumidores que la marca sólo da un año de garantía para intentar que contraten el seguro adicional".

Consulta aquí más noticias de Madrid.