Accidente en San Francisco
El avión siniestrado en el Aeropuerto Internacional de San Francisco. EFE

Una de las dos pasajeras fallecidas en el accidente del avión de Asiana Airlines ocurrido el sábado en San Francisco pudo ser atropellada por un vehículo de emergencias, tras salir despedida del aparato, confirmaron este lunes las autoridades.

Las dos víctimas mortales del accidente sufrido por el Boeing 777 de la compañía, en el que hubo 181 heridos -ocho en estado crítico, dos de ellos con parálisis por lesiones vertebrales-, eran dos estudiantes chinas de 16 años, identificadas como Ye Meng Yuan y Wang Lin Jia.

La otra joven fue encontrada entre los restos del aparato Una de ellas pudo ser despedida del aparato cuando éste colisionó contra el dique de la bahía y comenzó a quebrarse, explicó el forense del condado de San Mateo, Robert Foucrault. La otra joven fue encontrada entre los restos del aparato, cerca de un tobogán de evacuación.

El diario San Francisco Chronicle indicó que la segunda víctima pudo ser atropellada por los primeros vehículos de emergencia que acudieron al rescate. Precisamente, la portavoz del cuerpo de bomberos de San Francisco, Mindy Talmadge, indicó que la joven "tenía heridas que apuntaban al atropello de un vehículo".

Para confirmarlo se está a la espera de la autopsia, que será completada este noche. "Al lugar acudieron múltiples agencias y la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) está llevando a cabo una investigación de toda la escena del accidente", afirmó Talmadge.

Foucrault explicó por su parte al diario Los Ángeles Times que la autopsia determinará si la joven falleció debido al accidente aéreo o murió después.
"Si ocurrió un incidente secundario, la gente involucrada debe estar al corriente, así como su familia", indicó.

El piloto del avión, Kang Kook Lee, sólo tenía 43 horas de experiencia en un Boeing 777, según dijo la portavoz de la compañía, Hyo Min Lee, al mismo diario. No obstante, se trata de un piloto experimentado y con más de 9.000 horas de vuelo en otros modelos, incluidos Boeing 747, 737 y Airbus 320.

Para Kang Kook Lee era el primer intento de aterrizaje de un 777 en el aeropuerto internacional de San Francisco y el noveno en total con ese modelo. Entre 1999 y 2004 aterrizó varias veces en San Francisco con un Boeing 737.

El avión volaba a una velocidad sustancialmente inferior a los 137 nudos (254 kilómetros por hora) que los pilotos habían programado para la aproximación a la pista de aterrizaje. Según las autoridades, los pilotos no realizaron llamadas de emergencia y las condiciones meteorológicas eran normales cuando ocurrió el suceso.