La titular del Juzgado de Instrucción número dos de Ávila ha acordado este lunes libertad provisional, comunicada y sin fianza para el conductor del autobús que ha sufrido un accidente en Tornadizos (Ávila) en el que nueve pasajeros han muerto y otras 22 personas han resultado heridas.

La juez ha acordado como medida cautelar la prohibición de conducir vehículos a motor mientras dure la tramitación de la causa y ha establecido la obligación de comparecencias quincenales los días 1 y 15 de cada mes.

En los próximos días, la juez continuará con la investigación de los hechos llamando a declarar a otros testigos y examinando diferentes pruebas, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Asimismo, una vez realizado por los forenses la identificación de las nueve personas fallecidas en el accidente, el juzgado está autorizando la recepción de los cadáveres a las familias.

El conductor del autobús, identificado como R.G.F., ha prestado declaración en dependencias de la Guardia Civil de Ávila en el marco de las investigaciones abiertas por nueve posibles delitos de homicidio imprudente.

El siniestro se produjo sobre las 8.40 horas cuando el autobús, con 16 años de antigüedad y con todos los permisos en regla, se salió de la vía en el kilómetro 123 de la N-403, a la altura de la citada localidad abulense por causas que están siendo investigadas, aunque en un principio se ha barajado un posible exceso de velocidad. A consecuencia del impacto perdieron la vida nueve de los viajeros mientras que otros 22 resultaron heridos.

Consulta aquí más noticias de Ávila.