Dos de los heridos en el accidente del autobús ocurrido este lunes permanecen ingresados en la UCI del Hospital de Ávila, según el último parte médico facilitado por la Junta de Castilla y León.

Una de estas personas "podría estar en planta, pero presenta un neumotórax y parece aconsejable su permanencia", y la otra es la madre de la niña ingresada en Salamanca, que se encuentra grave y sedada.

Mientras que cuatro heridos han sido dados de alta, cinco permanecen ingresadas en planta de Traumatología, con buena evolución.

En el Hospital de Salamanca la niña de 7 años evoluciona favorablemente tras ser intervenida de fractura de cadera y múltiples heridas faciales, y según el TAC está mejorando.

Una mujer de 76 años evoluciona favorablemente mientras que una joven de 17 sigue siendo estudiada en Urgencias a la espera de un diagnóstico definitivo.

Consulta aquí más noticias de Ávila.