La Junta General de la Feria de Muestras de Armilla (Fermasa) ha aprobado este lunes ejercer acciones penales contra el anterior presidente de la sociedad y exalcalde de Armilla, Antonio Ayllón (PP), por un posible delito de prevaricación, al considerar que realizó "acuerdos lesivos" para la entidad al ampliar el contrato del exdirector gerente de la Feria "sin ser competente y sin dar cuenta al Consejo de Administración".

Concretamente, la Junta General de Fermasa considera que Ayllón, en su calidad de presidente del Consejo de Administración, causó daños a la sociedad "con motivo del ilícito otorgamiento", el 10 de agosto de 2012, de un anexo al contrato que la empresa suscribió con su director, "exonerando al trabajador de la incompatibilidad temporal de trabajar en empresa del sector y estableciendo una indemnización fija de 25.000 euros, para el caso de que se modificaran las condiciones laborales de este cargo de libre designación".

"La firma del anterior anexo, se realizó directamente por el que era el presidente de Fermasa, algo que es totalmente ilegal porque este cargo carece de esa competencia, según los estatutos de la sociedad", mientras que "la firma, nunca fue autorizada por el Consejo de Administración, órgano competente para realizar este tipo de contratos", según indica la sociedad en un comunicado.

Añade que tampoco se informó al Consejo ni a la Junta General de la firma del mismo, ni "se realizó el preceptivo registro en el INEM".

Así, añade el comunicado, con fecha 5 de marzo, el exdirector de la Feria formuló demanda reclamando la cantidad de 25.000 euros y aportando el documento, "del que hasta ese momento no figuraba en ningún expediente de Fermasa ni tenía conocimiento el actual equipo de Gobierno del Ayuntamiento" de Armilla.

Ante "la gravedad del hecho y de su repercusión para la sociedad", el 18 de junio de 2013, el presidente de Fermasa y actual alcalde de Armilla, Gerardo Sánchez (PSOE), ordenó a la Dirección de la empresa la apertura de un expediente informativo y la realización de un informe jurídico al respecto.

Posteriormente, el 1 de julio se emitió un informe jurídico calificando el anexo a dicho contrato como "acto nulo por haber sido dictado por un órgano manifiestamente incompetente" y por ser "lesivo y perjudicial para Fermasa".

Esto ha llevado a la Junta General de la Sociedad a acordar el ejercicio de acción penal por posible delito de prevaricación y acciones civiles contra Antonio Ayllón.

Se da las circunstancia de que cuando se producen estos hechos, Fermasa se encontraba inmersa en la negociación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha supuesto despidos temporales a la totalidad de la plantilla de trabajadores.

El asunto ha sido calificado como "muy grave" por el Ayuntamiento de Armilla, que se ha preguntado por las razones que "llevaron a Antonio Ayllón a dar un trato de favor a un trabajador determinado cuando, para el resto de la plantilla, aplicaba despidos que ponían en peligro la continuidad de la actividad Ferial".

Consulta aquí más noticias de Granada.