La Conselleria de Cultura ha publicado este lunes en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) la resolución que incoa la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Zona Arqueológica, del yacimiento El Monastil de Elda (Alicante), según ha informado en un comunicado la Generalitat valenciana.

La directora general de Cultura, Marta Alonso, ha explicado que los valores que justifican la declaración de este enclave como BIC son "un alto interés histórico del asentamiento, los bienes patrimoniales de distinto carácter situados en el entorno y los hallazgos arqueológicos, arquitectónicos y escultóricos hechos en el lugar."

El yacimiento, situado en la Sierra de la Torreta, en la comarca alicantina del Medio Vinalopó, está compuesta por un poblado, un sistema defensivo, un conjunto doméstico y artesanal y una iglesia cristiana, al tiempo que se articula en cinco zonas —parte alta y cuatro terrazas de la zona sur—.

"La excavación ha permitido conocer la organización y distribución interna de un asentamiento de La Contestania, siendo uno de los pocos ejemplos de este tipo y de esta cronología, no sólo de la Comunitat Valenciana, sino también de la fachada mediterránea", ha afirmado Alonso.

Igualmente, en El Monastil destacan los restos de un almacén de época ibérica, de una muralla que fortificó el acceso al 'oppidum' —meseta— ibérico, de una alfarería de época romana tardorepublicana e inicios del período imperial, y de la iglesia de los períodos bizantino y visigodo.

La directora general ha resaltado que el objetivo de la Generalitat con esta medida es "ampliar y adecuar" la protección de este bien, así como establecer la delimitación del entorno de protección y conocer y proteger el patrimonio. "La incoación de este BIC supone no sólo la protección de los restos arqueológicos, sino que se trata de delimitar un espacio único de preservación patrimonial y natural", ha apuntado.

Ocupación del asentamiento

El Gobierno valenciano ha explicado que la ocupación de este asentamiento se fecha entre finales del tercer milenio y los inicios del segundo milenio antes de Cristo, y la época almohade —siglo XIII—, con un "especial" desarrollo entre la época íbera y el período tardoantiguo.

Además, el yacimiento muestra un "relevante" conjunto de construcciones y vestigios materiales del calcolítico, la edad de bronce, orientalizante, íbero, romano, tardoantiguo, islámico emiral y en menor medida de las épocas califal y almohade.

Por su parte, en el entorno de protección propuesto de la zona arqueológica se sitúan bienes patrimoniales de distinto carácter que conforman un conjunto en el que está representado el patrimonio arqueológico, etnológico y arquitectónico.

Consulta aquí más noticias de Alicante.