Francisco Javier Vieira
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). ZIPI (EFE)

Una vez más la crisis vuelve a notarse en la Comunidad de Madrid. Esta vez le toca a la Justicia, que ha visto cómo han aumentado los asuntos judiciales por despidos en la región.

Concretamente, y según figura en la Memoria de Actividades del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) del año 2012 entregada ayer al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, sólo en despidos los juzgados de lo social han pasado de tener 7.308 asuntos a acabar el año pasado con 11.964, lo que supone un 63% más.

Aunque, en conjunto los litigios en la región bajaron un 1,76% con un total de 1.473.175 asuntos ingresados, los juzgados de lo social han aumentado un 8,75% su carga de trabajo.

Los litigios en la región bajaron un 1,76% con un total de 1.473.175 asuntos ingresadosEste espectacular aumento fue destacado ayer por el propio presidente del TSJM, Francisco Vieira, que lo achacó a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y a los despidos. "Parece que no tiene fin", dijo este lunes Vieira en relación a los asuntos que habían aumentado en la sala de lo social.

Mientras, se han reducido los relacionados con lo contencioso-administrativo en un 33,09%, al pasar de 59.809 en 2011 a 40.020 en 2012. Esta reducción se debe a la reciente ley de tasas judiciales y a la imposición de costas a las partes que pierden los juicios, según Vieira.

Dispersión de sedes y falta de personal

El TJSM ha destacado la necesidad de que haya más jueces en Madrid. Desde los últimos meses de 2012 no se están cubrinedo muchas de las vacantes por jubilación, traslado, bajas por maternidad, enfermedad etc...

También insisite la memoria en el mal estado de las instalaciones y de los diferentes edificios judiciales así como la dispersión de sedes judiciales que hacen que provocan retrasos en los juicios al tener que desplazarse los letrados por las distintas sedes madrileñas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.