El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha expresado "todo el respeto del mundo" ante el recurso contencioso administrativo que la Plataforma en Defensa de la Bahía (Deba) ha presentado contra el convenio entre el Ayuntamiento y la Fundación Botín para la remodelación de los Jardines de Pereda, pero ha lamentado el "especial empeño" que, a su juicio, tiene este colectivo en que "no se haga nada en Santander".

"No quieren que se haga el Centro Botín; no quieren que se hagan las infraestructuras del Mundial de Vela; ahora no quieren que se haga la remodelación de los Jardines", ha enumerado el regidor, para censurar la "oposición total" de Deba no al Consistorio, sino a la "inmensa mayoría" de los vecinos.

"Sinceramente, creo que lo que plantea va en contra claramente de Santander y del progreso de la ciudad", progreso que, en su opinión, es "perfectamente compatible" con la conservación de tradiciones, elementos patrimoniales y recursos naturales.

Tras recordar que ha "perdido la cuenta" de los recursos que esta plataforma ha presentado, De la Serna ha señalado que este colectivo ha tenido la oportunidad de participar y dar su opinión en torno a la remodelación del Frente Marítimo y la construcción del Centro Botín en "numerosos momentos".

Sin embargo, ha indicado que Deba "solo" ha querido "obstruir" y "obstaculizar", para tratar de que un proyecto "de referencia" para Santander "no se lleve a cabo".

Por ello, cree el alcalde que "no hay elementos objetivos de juicio" para que la Plataforma Deba trate "una vez más" de evitar que un proyecto de "modernidad" y "progreso", que significa también en "futuro" y "empleo", "desaparezca por voluntad de una parte población que no representa a inmensa mayoría".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.