El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha asegurado que el nuevo Plan Integral de Residuos (PIR) de la Comunitat Valenciana es un nuevo instrumento al servicio de la sociedad valenciana que "mejorará la gestión de los residuos adaptándola a las nuevas normativas estatales y comunitarias".

El jefe del Consell, que ha presidido el acto de presentación de este Plan en La Vall d'Uixó (Castellón), ha defendido que esta nueva estrategia definirá nuevas actuaciones "para la reducción de la generación de residuos e implantará nuevas formas de gestión más modernas y a la altura de las exigencias de los ciudadanos".

Asimismo, ha explicado que con el PIR, el Consell pretende abordar la gestión de los residuos "desde una perspectiva más dinámica", incluyendo la valorización energética "como una medida más de gestión que permita reciclar, reutilizar y transformar el excedente en energía, con emisión cero de gases de efecto invernadero a la atmósfera".

"Se trata de una apuesta por la racionalidad económica y por el desarrollo sostenible, ya que se sustituye el empleo de combustibles fósiles en la producción de energía, lo que supone una actuación clara en la lucha contra el cambio climático", ha añadido.

En definitiva, este nuevo Plan realiza un diagnóstico de la situación actual y plantea medidas para mejorar la gestión de residuos, haciendo que sea económica, social y medioambientalmente sostenible, según ha apuntado el Consell.

Ciudadanos más conscientes

Alberto Fabra también ha señalado que los ciudadanos "cada vez son más conscientes de la importancia de dar un tratamiento adecuado a los residuos". Por ello, ha destacado que esta colaboración ciudadana ha permitido que en 2011 se recogieran más de 178 toneladas de residuos mediante la recogida selectiva en origen.

El Consell aprobó el pasado 21 de junio la revisión y actualización del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana, que marcará la estrategia a seguir en materia de gestión de residuos en la Comunitat.

Alberto Fabra ha defendido que el objetivo final de este plan es, tal y como marcan todas las directivas europeas, lograr el "vertido cero", es decir, reducir al mínimo la cantidad de residuos que se depositan en los vertederos de la Comunitat Valenciana.

Al respecto ha explicado, que el Plan contempla la elaboración de un 'Plan de Valorización Energética' para la Comunitat, en el que se aprobará el número de plantas de valorización energética y su ubicación geográfica que permitan afrontar "de forma eficaz, económica y medioambientalmente eficiente" este nuevo reto.

Estamos comprometidos, a través de este Plan de Residuos, a hacer la más eficiente gestión, cumpliendo la normativa y al menor coste", ha finalizado Fabra.

Consulta aquí más noticias de Castellón.