El Gobierno de Cantabria y los alcaldes de los doce municipios de la cuenca del Besaya consideran "imprescindible" que la depuradora de Vuelta Ostrera siga funcionando y, por tanto, mejorando las condiciones ambientales de la Ría de San Martín y su entorno, por lo que su derribo, han dicho, sería una "catástrofe medioambiental".

"Si hoy se paralizase Vuelta Ostrera supondría una auténtica catástrofe ecológica para la ría de San Martín que no podemos y no vamos a permitir de ninguna manera". Así lo ha expresado el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, en un acto de apoyo a la depuradora celebrado con los regidores y convocado junto a la depuradora, pero que se ha tenido que celebrar en la sede de la empresa MARE, ya que los trabajadores de Sniace han cortado el acceso a la misma impidiendo, por tanto, la reunión.

Una vez celebrada, el consejero ha llamado a la tranquilidad de los ciudadanos, pues Vuelta Ostrera "no se va a demoler mientras la actual Ley de Costas se aplique y esté en vigor". Se ha referido así a la disposición adicional novena de la norma, que garantiza el funcionamiento de la depuradora de manera temporal y a pleno rendimiento, hasta que mejore la situación económica y se pueda construir otra nueva, cuando ya esté amortizada.

"La finalidad de la Ley de Costas no es incumplir la sentencia, sino todo lo contrario, se trata de cumplirla pero de una manera que permita sacar un rendimiento ambiental y un rendimiento económico a esta instalación que tanto sacrificio nos ha costado", ha matizado en el acto, desarrollado a raíz de la petición de derribo inmediato de la depuradora hecha por la asociación ecologista Arca, que promovió el recurso que desembocó en la sentencia firme de demolición del Tribunal Supremo.

No es una cuestión de partidos políticos

"No es una cuestión de partidos políticos", ha sentenciado Fernández, para expresar que "lo que se está poniendo de manifiesto es la voz de la sociedad de Cantabria". Y ha añadido al respecto que van a "seguir pelando por Vuelta Ostrera, por una aplicación correcta de la ley y por una mejora del medioambiente".

"Aquí están presentes -ha citado- alcaldes de todos los colores políticos, del Partido Popular, del Partido Regionalista, del Partido Socialista, y todos transmitimos el sentido, casi unánime de nuestra sociedad, de que Vuelta Ostrera es una instalación que ha supuesto una inversión millonaria que ha supuesto unas ventajas para la Ría de San Martín y para el medio ambiente absolutamente indiscutibles".

Ha añadido el consejero que todos ellos pretenden que "se aplique el sentido común" y evitar que se "despilfarren los fondos públicos en un momento tan difícil y complicado como en que estamos atravesando". Y es que, a su juicio, llevar a cabo la demolición inmediata de Vuelta Ostrera "iría contra el más elemental sentido común".

"No estamos en la línea de no cumplir la sentencia, estamos en la línea de cumplirla pero cuando se den las circunstancias para ello", ha aclarado. "Queremos que se aplique la ley y que se aplique el sentido común", ha agregado.

ALCALDES

En la misma línea se han expresado los doce alcaldes de la comarca del Besaya, de los que ha ejercido como portavoces el de Torrelavega, Ildefonso Calderón (PP); el de Suances, Andrés Ruiz Moya (PSOE), y el de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares (PRC).

"El sentir de todos los alcaldes que nos reunimos alrededor de esta mesa no es otro que la salud de los ciudadanos no sea dañada bajo ninguno de los conceptos", así se ha manifestado el alcalde de Torrelavega, para quien sería "una locura" tirar la estación.

En su lugar, Calderón ha abogado por el "sentido común", que "no entiende de ideología", sino de "lo que es beneficioso para los ciudadanos". "Independientemente de lo que pensemos cada uno desde el punto de vista ideológico, lo que queremos todos es mantener la calidad ambiental de nuestro entorno de nuestra cuenca y la salud de nuestros ciudadanos", ha añadido.

Por su parte, el alcalde de Suances se ha mostrado respetuoso con la sentencia del Tribunal Supremo, pero también quiere que se garanticen las buenas condiciones medioambientales de la Ría de San Martín. Y es que en opinión de Ruiz Moya, hay cuestiones más importantes que "meter las palas y demoler", más si se tiene en cuenta que "vendrán tiempos mejores".

"Respeto de forma rigurosa cualquier decisión del Alto Tribunal, pero creo que no son los momentos para meter palas, demoler, gastarse millones y millones cuando en la actualidad hay problemas mucho más importantes", ha resumido.

El alcalde San Felices de Buelna ha recordado que en los últimos 18 años el Gobierno de Cantabria ha hecho una labor "magistral", de modo que "no podemos andar ahora que si tres metros hacia adelante o tres metros hacia atrás". Para Linares hay que ser "coherentes". "Si en estos momentos hiciéramos un referéndum, el 90% estaría de acuerdo en que la depuradora de Vuelta Ostrera siguiera funcionando en las mismas circunstancias que hasta ahora", ha vaticinado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.