Un total de 550 efectivos —538 de la Guardia Civil y 12 de la Policía Nacional— velarán por la seguridad del festival Arenal Sound, que se celebrará en Burriana entre el 1 y el 4 de agosto, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en un comunicado.

El dispositivo de seguridad, que se pondrá en marcha el martes 30 de julio, contará con un centro de coordinación que estará ubicado de manera permanente en el festival, patrullas de seguridad ciudadana, un MIR de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil, dispositivo de tráfico, servicio marítimo, Gedex, Seprona y un helicóptero.

El subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, ha destacado que la principal novedad respecto a la anterior edición es que se instalará una oficina de denuncias en el centro de coordinación del festival "para que los campistas puedan denunciar in situ, vía electrónica o papel, cualquier incidencia para que les resulte mucho más fácil y cómodo".

En cuanto a las líneas de actuación de la Guardia Civil, el subdelegado ha señalado que "se va a hacer hincapié en el control del menudeo de drogas a lo largo de todo el festival", además de hacer, por parte de la unidad de tráfico, "verificaciones de alcoholemia y controles de drogas para garantizar la seguridad vial y evitar riesgos en la conducción".

Los 12 agentes del Cuerpo Nacional de Policía se dedicarán a la supervisión y control del dispositivo de seguridad privada del evento, según Barelles.

En la junta de seguridad, que ha estado presidida este lunes por el alcalde de Burriana, José Ramón Calpe, han participado representantes de la organización, Policía local, bomberos, Unidad Adscrita del Cuerpo Nacional de Policía a la Generalitat y salvamento marítimo.

Consulta aquí más noticias de Castellón.