El exdirector general de Supervisión del Banco de España (BdE) Jerónimo Martínez Tello ha señalado este lunes que en la Comunitat Valenciana se organizó "una especie de guerra mediática" que generó "bastante desconfianza entre los clientes" de la CAM, y considera que éste fue uno de los motivos que hizo que la caja registrara unas pérdidas de 1.800 millones de euros entre diciembre de 2010 y julio de 2011.

Martínez Tello ha indicado que, además, contribuyeron a estas pérdidas el hecho de que "la economía fue a peor" y que "los administradores y gestores de la CAM dedicaron todo su esfuerzo a buscar una solución de integración y no supieron o no pudieron compartir ese esfuerzo con realizar operaciones viables". También cree que obedeció a que "todos los empleados de la CAM se encontraron con una incertidumbre tremenda y su cabeza estaba entre el trabajo diario y qué va a pasar".

El directivo del Banco de España ha comparecido en la comisión de las Corts Valencianes que investiga la intervención de la CAM por parte del Banco de España, donde ha hecho referencia a que "el incumplimiento del deber de secreto" al que está sometido por haber trabajado en el banco central "determinan responsabilidades previstas en las leyes".

El exresponsable de Supervisión del Banco de España ha analizado el ciclo supervisor que realizaron sobre la CAM y, al respecto, ha destacado que se partió de la información supervisora de años anteriores, se actualizó y se contrastó la visión del Banco de España con la que tenían los administradores y gestores de la caja porque "no era coincidente".

Asimismo, ha señalado que a finales de 2008 se "intensificó" la supervisión sobre la entidad "para identificar los males que adolecía", de modo que el Banco de España confirmó su percepción de que la CAM, con sus propios medios, "no podía acometer los retos que tenía por delante", por lo que el Banco de España "le encomendó a buscar una integración".

Al respecto, ha indicado que "se esperó un tiempo razonable" para que la caja alicantina pudiera integrarse en un SIP, pero el acuerdo para su creación se rompió, y el Banco de España pidió a la CAM un plan de recapitalización y negocio "para asegurar su viabilidad". En mayo de 2011, la caja presentó la última versión de su plan de recapitalización para acceder a los fondos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y "continuar en solitario", pero este plan "no se consideró suficientemente sólido".

Finalmente, el 21 de julio de 2011 el Banco de España le dio un último plazo de diez días para remitir un plan viable, pero "el plazo no se consumió por las decisiones de los administradores de la entidad y se intervino la misma el 22 de julio de 2011". En diciembre 2011 Banco CAM fue vendido a Banco Sabadell "en un proceso competitivo", y en febrero de 2012 el Banco de España incoó un expediente disciplinario a los antiguos administradores y gestores.

Martínez Tello ha subrayado que el objetivo prioritario de la supervisión "es la estabilidad del sistema bancario en su conjunto" aunque "puede que caiga alguna entidad", ha destacado que el Banco de España "no es el gestor de las entidades ni el interventor de sus cuentas" y que "solo una mínima parte de las actuaciones requiere autorización". Así, ha dicho que el Banco de España "no es el consejo de administración ni la comisión de control de las cajas. Tenemos limitaciones, no conocemos todo y no somos ominipresentes ni omnipotentes".

Inquirido por los diputados por las preferentes y las cuotas participativas, ha respondido que el Banco de España no tenía competencias importantes en este ámbito. Respecto al SIP, ha insinuado, aunque no lo ha dicho expresamente, que no hubo voluntad por parte de la CAM para que éste llegara a buen puerto.

"han tapado comportamientos delictivos"

Por otro lado, la diputada de Compromís Mireia Mollà ha criticado que el Banco de España "ha tapado comportamientos delictivos por la inestabilidad que podía suponer descubrir este tipo de comportamientos". No obstante, ha añadido que si no los conocían supone que el Banco de España es "un títere".

Al respecto, Martínez Tello ha destacado que "la tabla de salvación es para salvar una operaron de integración, no para salvar nada penal a nadie". También ha indicado que cuando el FROB entró en la entidad alicantina "tuvimos mayor acceso a la información que en un momento nos había sido vedada".

Tras finalizar las dos comparecencias de este lunes, la comisión de investigación sobre la CAM en las Corts Valencianes ha aprobado por unanimidad ampliar el mandato de la misma hasta el 31 de diciembre. Por otro lado, han acordado aplazar al 11 de septiembre la sesión prevista para el próximo 22 de julio, en la que estaba previstas las intervenciones de dos representantes del FROB.

Consulta aquí más noticias de Valencia.