Policía de Zaragoza y Dirección General de Tráfico (DGT) comenzarán este martes, día 9, y hasta el lunes, 15 de julio, una campaña especial de vigilancia contra la conducción bajo los efectos del alcohol. Los controles, que se podrán realizar durante las 24 horas, se llevarán a cabo en una época del año en la que se incrementan los desplazamientos, con motivo de la proliferación de fiestas en barrios y pueblos del entorno.

El alcohol es un factor desencadenante o concurrente en un tercio de los accidentes mortales que se producen en el país. Asimismo, los estudios de siniestralidad subrayan que la ingesta de bebidas con graduación multiplica por nueve la posibilidad de sufrir un accidente.

De esta manera, el consumo de alcohol está relacionado con una mayor accidentalidad, con una mayor mortalidad y con una mayor gravedad de las lesiones no mortales que se producen en los accidentes.

Inicio de riesgo

La nueva campaña hará hincapié en la peligrosidad de la ingesta de alcohol, aún en los casos en que las tasas en sangre o por litro de aire espirado se encuentren dentro de los márgenes legales.

En los trabajos de investigación de la DGT que se editan en los manuales de formación se alude a los índices más bajos de alcohol (de 0,3 a 05, g/l) como la zona de inicio de riesgo, ya que se produce un mayor tiempo de reacción del conductor, se subestima la velocidad y se presenta una peor coordinación. A partir de esa concentración de alcohol, los problemas se multiplican y se asumen mayores riesgos en la conducción.

Según han indicado desde el Ayuntamiento, las recomendaciones de esta campaña insisten en la necesidad de que nadie conduzca en estas circunstancias, piden al entorno de estos conductores que les impidan el manejo de los vehículos y que en ningún caso se suban a un vehículo que se conduzca en estas condiciones. Asimismo, se implica a los peatones en estas recomendaciones, porque éste también necesita transitar en buenas condiciones físicas y psíquicas para evitar riesgos.

Las alcoholemias preventivas que realizó la DGT en 2011 alcanzaron los 5,5 millones, de las que un 2% fueron positivas, alcanzando el 5,5% en los casos en los que hubo un accidente de tráfico.

Más de 30.000

Alcoholemias en 2012

En Zaragoza, la Policía Local vigila de manera constante este tipo de comportamientos. En 2012, realizó un total de 30.108 alcoholemias, de las que 1.561 fueron positivas; 28.504, negativas y 43 conductores se negaron a realizar la pruebas.

Además por parte de Policía Judicial se contabilizaron 2.637 pruebas de alcoholemia a los usuarios de la vía implicados en un accidente de tráfico. De ellas, 176 (7%) fueron positivas y de estas en 36 se provocó un accidente con lesionados.

Asimismo, el año pasado se imputaron 405 delitos vinculados con la conducción bajo la influencia del alcohol, de los que en 149 hubo un accidente; 228 por conducir con una tasa superior a la permitida (en 2 casos con accidente) y 25 por conducir bajo la influencia de drogas (9 con accidente).

Los controles de alcoholemia de esta nueva campaña en la que colaboran Policía de Zaragoza con DGT se podrán hacer a cualquier hora del día o de la noche y en cualquier punto de la ciudad.

La Ley de Seguridad Vial tipifica en su artículo 65 como infracción muy grave la conducción de vehículos de motor habiendo ingerido bebidas alcohólicas. En estos casos se contemplan multas de 500 euros, mientras que la Ley de puntos establece la pérdida de 4, cuando la concentración de alcohol es de 0,25 a 0,50 mg/ litro y de 6 por 0,50, o por negarse a las pruebas detección.

Por otra parte, el Código Penal establece penas de prisión, trabajos en beneficio de la comunidad y privación del derecho de conducir a partir de tasas superiores a 0,60 mg/l.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.