El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, han celebrado este lunes una reunión en la sede del Gobierno regional en la que han avanzado en la adhesión del Estado al Plan de Lucha contra la Economía Irregular que está ultimando en estos momentos el Ejecutivo cántabro y que se materializará, próximamente, con la firma de un convenio de colaboración entre ambas partes.

Ignacio Diego, acompañado por la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, y por la directora general de Trabajo, Rosa Castrillo, ha puesto en conocimiento de la ministra Báñez el contenido del primer borrador que ya tiene elaborado el Ejecutivo cántabro después de varios meses de "intenso trabajo transversal" entre las diferentes consejerías del Gobierno.

El Plan de Lucha contra la Economía Irregular, que el propio presidente Diego anunció como una de las medidas prioritarias de esta legislatura para combatir el fraude fiscal, será complementario al Plan de Lucha contra el Empleo Irregular y el Fraude a la Seguridad Social del Ministerio de Empleo, aprobado el 27 de abril de 2012.

El documento incluirá un protocolo de colaboración entre los distintos departamentos del Ejecutivo regional a través del cual se articulará el intercambio con la Administración del Estado, que es la competente en materia de control, vigilancia y sanción de las conductas irregulares en este ámbito, de aquellos datos que pudieran ser relevantes para la detección de actividades no declaradas ante alguna administración.

Asimismo, el plan contemplará una serie de medidas concretas para detectar supuestos de economía irregular en general y sumergida en particular, según informa el Gobierno regional en un comunicado de prensa.

En el encuentro, que se ha celebrado aprovechando la presencia de Fátima Báñez en Santander para participar en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha participado también el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz.

Por su parte, el Ministerio ha destacado en otro comunicado la colaboración con las comunidades autónomas a través de convenios como el que en breve se suscribirá con Cantabria, ya que contribuyen a intensificar la lucha contra la economía irregular.

DATOS

Así, en lo que va de 2013, las inspecciones en materia de empleo irregular se han incrementado un 34% en Cantabria, con respecto a 2012. Concretamente, hasta junio se han realizado 196 inspecciones en materia de prestaciones por desempleo, detectándose 41 infracciones de empresarios por facilitar indebidamente el acceso a la prestación, que frente a las 24 del año anterior suponen un incremento del 71%.

Asimismo, se ha detectado a 50 trabajadores que compatibilizaban indebidamente las prestaciones con el trabajo, o que las han obtenido fraudulentamente, lo que frente a los 34 del año anterior supone un incremento del 47%.

Además, durante los seis primeros meses de*2013 se han realizado 103 inspecciones en la lucha contra las empresas ficticias en Cantabria, frente a las 81 en el mismo periodo del año 2012, lo que supone un incremento del 28%.

Al mismo tiempo, los contratos de formación aumentan un 43,62% en Cantabria. En este sentido, durante la reunión, Báñez y Diego han tratado también la evolución del empleo en la región, en especial entre los jóvenes. En este sentido, la ministra ha recalcado, entre otras cuestiones, el buen comportamiento de los contratos de formación, tras los cambios introducidos en esta modalidad tras la reforma laboral.

Desde marzo de 2012 hasta junio de 2013, se han firmado 1.205 contratos de formación en la región, un 43,62% más que en los 12 meses anteriores a la reforma laboral.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.