El Gobierno de Castilla-La Mancha está dispuesto a buscar nuevas fórmulas tributarias sin que supongan una subida de impuestos a los ciudadanos de la región, según lo ha puesto de manifiesto el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares.

En declaraciones a los medios, después de reunirse con el consejero de Hacienda, Arturo Romaní, y el portavoz del PSOE en las Cortes, José Luis Martínez Guijarro, el dirigente del PP ha afirmado que este lunes se ha podido constatar la "enorme" disposición del Gobierno de María Dolores de Cospedal a llegar a un acuerdo "en un tema tan importante" como son los presupuestos del año 2014.

"A falta de datos que nos tienen que llegar del Gobierno de España sobre el techo de gasto, el consejero ha hablado de la total disponibilidad del Gobierno regional a estudiar cualquier tipo de propuesta en cuanto a los números de la región para el próximo ejercicio", ha sentenciado.

Según ha manifestado, "todos queremos tener el máximo de ingresos posibles, pero eso sí desde el Gobierno de Castilla-La Mancha tenemos muy claro que no podemos seguir subiendo impuestos a los ciudadanos". No obstante, ha afirmado que la Junta está dispuesta a estudiar medidas que incrementen los ingresos de la región pero debe hacerse "de la forma más eficiente y menos dañina para los ciudadanos".

"Los impuestos tienen que existir, pero no pueden ser una rémora", ha declarado el portavoz de los diputados 'populares', quien ha advertido que el diseño de los presupuestos de 2014 se encuentra en una fase inicial y ha criticado que Martínez Guijarro no haya acudido a la reunión, a pesar de comprometerse a ello, con "fórmulas novedosas" para incrementar los ingresos en las arcas públicas.

"No cabe aquí cuentas del Gran Capitán", ha subrayado Cañizares, quien ha dicho que no se puede decir que "vamos a tener 200 millones de euros más porque el techo del déficit se haya pasado al 1,3 por ciento", recordando a los socialistas que la Junta tiene que devolver aún el "impuesto de nucleares que reguló de forma absolutamente nefasta" cuando gobernaba en la comunidad autónoma.

Dicho esto, se ha mostrado de acuerdo con que las medidas que se tienen que adoptar son para mantener "unos servicios básicos de calidad y gratuitos" para los castellano-manchegos y para promover el fomento y la creación de empleo en la región. "En eso estamos de acuerdo, pero hay que centrarse en las cifras", ha advertido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.