El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, ha asegurado que el proyecto de decreto de espectáculos públicos "no pretende atacar a nadie, si no cumplir la obligación" del Ejecutivo autonómico de desarrollar la ley y "hacer compatible el derecho de los organizadores de este tipo de espectáculos con la necesidad inexcusable de desarrollar una norma para la protección de las personas y, especialmente, de los menores".

En declaraciones a los medios de comunicación, antes de reunirse con representantes de la Comisión de Servicios Públicos y Financiación de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), se ha preguntado "de qué estaríamos hablando, si, desgraciadamente, Dios no lo quiera, hubiera sucedido algún percance o accidente grave en la Comunidad autónoma" en este ámbito.

Suárez ha indicado que este decreto "pretende profundizar en las medias técnicas y de seguridad" para la protección de las personas en espectáculos públicos ocasionales o extraordinarios y ha recordado que "estamos en el periodo de información pública" por lo que "todo el mundo puede alegar y plantear la observaciones que considere" y el Gobierno "estudiará todas".

En este sentido, ha precisado que, tanto el resto de Departamentos del Gobierno, como todos los colectivos e instituciones que lo deseen pueden alegar, ha dicho, tras las críticas de los profesionales del sector de la música de Aragón que, por unanimidad, en la Mesa de la Música mostraron su rechazo al proyecto, reunión a la que asistieron el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Humberto Vadillo, y el consejero de Cultura de Zaragoza, Jerónimo Blasco.

Suárez ha comentado en este sentido que, "por lo que sé, del Gobierno no creo que nadie esté en desacuerdo con este desarrollo", y "no me consta ninguna crítica por parte absolutamente de nadie desde el punto de vista singular", si bien, "evidentemente, habrá matices, claro que sí", algo que "sucede en todo tipo de iniciativas legislativas".

Desarrollo de la ley

El consejero ha puntualizado que el Ejecutivo autonómico "no hace esto por capricho", sino que "es una obligación" en el marco de la ley de espectáculos públicos, de 2005, "que está sin desarrollar en esta materia" para "proteger a los ciudadanos".

Asimismo, ha animado a la Mesa de la Música "y cualquier otro colectivo y asociación que presenten todas las sugerencias, observaciones y alegaciones" para "conseguir la mejor norma". A su entender, "se trata de hacer planteamiento equilibrados" y ha pedido que estos se haga "por escrito" y aportando "razones motivadas".

Suárez ha sostenido que todas las normativas que ha impulsado su Departamento han tenido sugerencias de otros Departamentos del Gobierno o de los servicios jurídicos y ha comentado que "no conozco ni una sola norma que no cambie algo" a lo largo de su proceso administrativo.

El consejero se ha mostrado convencido de que algunas de las propuestas que de modificación que se hagan "se aceptarán y otras no", de forma que el texto "cambiará" porque "se tendrán en cuenta muchas cuestiones que seguro son importantes y hay que valorar".

Igualmente, se han mostrado dispuesto a "recibir a todo el mundo" y a "valorar sus aportaciones" y "buena prueba es que estoy aquí" con la Comisión de Servicios Públicos de la FAMCP para explicarles el texto y "animarles a que los ayuntamientos presenten todas las sugerencias que puedan enriquecer el decreto".

DUDAS

El presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, Carlos Boné, ha explicado que el proyecto de decreto les ha generado "alguna duda", aunque "tampoco es algo en que los alcaldes se hayan manifestado a la federación en contra".

Según ha manifestado, "queremos que se nos aclaren ciertos aspectos sobre cómo puede afectarnos esta nueva norma" para "intentar aportar en este periodo de alegaciones" propuestas sobre aspectos "negativos" que pueden afectar a los municipios en materia de festejos populares y sobre las condiciones y obligaciones que los ayuntamientos "vamos a tener que cumplir".

Ha agradecido la presencia del consejero y ha apostillado que "hay un periodo de alegaciones" que van a utilizar para "intentar conseguir un equilibrio y que no desaparezcan o se mermen estas actuaciones" culturales, que son "reducidas" a lo largo del año ya que muchos municipios en Aragón, son "pequeños".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.