La ola de calor que desde el pasado viernes afecta a Galicia debido a una masa de aire africano se desactivará el próximo miércoles, pero ya este martes se empezará a percibir un alivio térmico en las zonas costeras llegadas las horas de la tarde.

Según ha explicado a Europa Press el meteorólogo de MeteoGalicia Juan Taboada, las predicciones apuntan a que las temperaturas, que estos días han llegado a superar los 40 grados, caerán por debajo de los umbrales considerados de riesgo durante el jornada del próximo miércoles.

No obstante, este martes en la zona de las Rías Baixas ya se podrá notar una bajada de las temperaturas que se generalizará a partir del miércoles.

No se tratará, sin embargo, de un cambio muy brusco con grandes caídas térmicas, sino que los termómetros pasarán a situarse en valores considerados "normales" para esta época del año. Asimismo, el próximo miércoles incluso puede que haya algunas nieblas matinales en las zonas costeras.

TEMPERATURAS

Durante la pasada madrugada, las temperaturas más altas se registraron en Fornelos de Montes, con 26 grados, así como en Vigo, con 25, y en Mondariz, con 23, también en la provincia de Pontevedra. En el valle del Miño los termómetros se quedaron entre los 22 y los 23 grados.

Por su parte, en Ourense, donde el mercurio durante las horas centrales del domingo llegó a superar los 40 grados, en horas nocturnas permitió un respiro y bajó hasta los 18 grados.

Predicciones a largo plazo

Sobre las predicciones meteorológicas a más largo plazo, Juan Taboada ha indicado que no se puede prever si esta ola de calor será excepcional o si podría volver a repetirse porque la masa de aire cálido seguirá en el sur de la Península, con lo que "existen opciones de que vuelva".

De esta forma, el meteorólogo ha insistido en que los pronósticos estacionales en una zona como Galicia, de latitudes medios, carecen de fiabilidad, con lo que habrá que ir viendo semana a semana cómo evoluciona este verano.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.