El economista José Carlos Díez ha afirmado este lunes en Oviedo que no se generará actividad ni empleo hasta que no fluya de manera estable el crédito para que los empresarios pierdan el miedo a invertir.

Así, ha advertido de que se está registrando una caída y destrucción del crédito "brutal e indiscriminada". "Es la mayor caída del crédito de la historia de España", ha dicho en la rueda de prensa de presentación de su libro 'Hay vida después de la crisis' junto a los dirigentes sindicales de MCA-UGT Eduardo Donaire y Manuel Fernández López, 'Lito', quien se ha mostrado "preocupado" por la "dramática" situación de la negociación colectiva.

José Carlos Díez ha defendido la necesidad de poner en marcha medidas para estabilizar el crédito ya que "los principales problemas son la deuda y la finanaciación". "Se está mejorando en competitividad con el esfuerzo de los trabajadores", ha dicho, alertando de que la devaluación salarial pone en riesgo la devolución de la deuda.

Igualmente, ha señalado que junto al drama del desempleo existe también una creciente "mortalidad empresarial", con una caída del 18% de empresas, cuya principal causa es "la falta de crédito y su coste". "La macroeconomía es una abstracción, no existe", ha aseverado, argumentando que la evolución del crédito es "la prueba del algodón" de la reforma bancaria.

Además, ha apostado por una reforma fiscal que permita al Estado disponer de recursos suficientes y sea coherente con la consolidación fiscal, buscando los "agujeros" del sistema.

El economista, que ultima la sexta edición del libro y su traducción a varios idiomas, resalta que el texto pretende abordar la crisis global y la crisis del euro para poder entender la crisis española y su solución. "No es de economía feliz pero sí acaba bien", dice, resaltando que el país ha evolucionado mucho en las últimas décadas con trabajadores más cualificados y formados para salir adelante.

Entre las medidas que propone destaca la posibilidad de alcanzar acuerdos entre las entidades bancarias y las familias que no pueden afrontar su hipoteca para renegociar los créditos ajustando las cuotas al 35% de los ingresos con el propósito de reducir la morosidad y evitar los desahucios.

De cara al próximo año, el economista prevé un 2014 marcado por el ajuste fiscal y el saneamiento del sistema bancario, incluida la renacionalización del llamado 'banco malo'. "Es preocupante que se siga negando la realidad", ha lamentado, incidiendo en que si se sigue por el camino "equivocado", sin aprender de errores como los de Irlanda, no se llegará a "ninguna parte" y se agudizará la crisis.

Consulta aquí más noticias de Asturias.