El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha destacado la "normalidad" con la que están transcurriendo las fiestas de San Fermín 2013 y ha dicho que "la situación es parecida a la del año pasado".

No obstante, Maya ha dicho, a preguntas de los periodistas antes del comienzo de un acto en la Casa Consistorial, que fue "lamentable" lo sucedido antes del chupinazo, con la colocación de una ikurriña gigante que impidió el inicio de las fiestas a la hora prevista, además de los insultos contra la corporación durante la procesión a su paso por la calle Curia.

El alcalde ha declarado que el incidente previo del chupinazo "ha marcado negativamente estos dos días de fiesta", y ha criticado el hecho de que "unos pocos intenten imponerse a todos es lamentable".

Por ello, Enrique Maya ha afirmado que "estamos encima del tema para poder conocer quiénes son y cuál podría ser el delito, ya que es un tema muy serio de seguridad" y ha manifestado que una "inmensa mayoría" de los ciudadanos de Pamplona se encuentran "indignados".

Preguntado sobre la posibilidad de retrasar 20 minutos la celebración del Pobre de Mí, el alcalde ha manifestado su deseo de "intentar inventar algo para que el Pobre de Mí dure 20 minutos más, algo pensaremos", pero ha manifestado que "las cosas tienen su protocolo y hacer que se retrase el Pobre de Mí porque alguien decidió que se retrase el chupinazo pues no es lógico".

Por otro lado, el alcalde ha destacado de forma negativa lo ocurrido durante la procesión, cuando la comitiva atravesaba la calle Curia y varios radicales increparon a miembros de la corporación. Ha declarado que esto "está llegando al límite, es intolerable que no se pueda atravesar la calle Curia con normalidad".

Maya ha condenado la actitud de estas personas y ha dicho que está "convencido" de que "este grupo no conoce lo que son las fiestas de San Fermín".

"Es intolerable lo que hacen ya que estamos representando a la corporación municipal y de esa manera insultan a todos los pamploneses", ha añadido el alcalde.

Balance "positivo"

En otro orden de cosas, Enrique Maya ha realizado un balance general "positivo" de los dos días de fiestas de ese año. En relación con la implantación de la zona naranja de aparcamiento, se ha mostrado "sorprendido" de que el parking de Lezkairu se encuentre "menos utilizado de lo previsto" y ha explicado que los ciudadanos y visitantes están intentado aparcar los más cerca posible del centro, pese a tener que pagar por ello.

Asimismo, el alcalde de Pamplona ha declarado en relación a los heridos en los encierros que "la buena noticia es que no hay ningún herido por asta" y ha añadido que, según ha comunicado Cruz Roja Navarra, "está habiendo menos intervenciones que en 2012".

Consulta aquí más noticias de Navarra.