Medio centenar de trabajadores sanitarios de los sindicatos ESK, SATSE, ELA, UGT, SME, FFHE, CCOO y LAB, han recibido este martes en el Hospital de Cruces al lehendakari, Iñigo Urkullu, y al consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón, con gritos de "la sanidad pública no se vende" y "Darpón dimisión", en protesta por los "recortes en gasto y empleados" que, a su juicio, sufre la sanidad vasca, durante la inauguración del nuevo laboratorio del centro sanitario situado en Barakaldo.

Tras intercambiar unas palabras con el consejero a las puertas del nuevo edificio, uno de los trabajadores ha obtenido permiso para acceder al mismo, y, durante la visita a las instalaciones, ha entregado a ambos mandatarios una carta que recogía sus críticas, centradas, fundamentalmente, en la "mayor carga de trabajo" que, aseguran, sufren los trabajadores de Osakidetza, así como la "menor contratación" llevada a cabo por el Departamento este año.

Durante su intervención ante los medios, Darpón ha señalado, en este sentido, que Osakidetza "funciona bien, con pitos o sin ellos", porque los ciudadanos que acuden al servicio "se sienten en buenas manos". Igualmente, ha insistido en el "compromiso" del Gobierno autonómico por trabajar en favor de un servicio sanitario "público, gratuito, y de calidad". "La crisis económica no va a ser una excusa para lo contrario", ha asegurado.

El consejero ha reconocido que, desde su Departamento, se está pidiendo "un esfuerzo importante, pero necesario" a los trabajadores de Osakidetza y asumiendo la responsabilidad de "no gastar lo que no tenemos", si bien ha destacado su apuesta por "avanzar y mejorar" hacia una gestión "eficiente" de los sistemas sanitarios.

Así, ha subrayado que, entre los restos a los que se enfrenta su Departamento, se encuentran la reordenación de estructuras para gestionar "bien y con sentido común en los tiempos que corren", y con el objetivo de afrontar el crecimiento futuro del número de enfermos crónicos y dependientes.

"ataque" a la sanidad pública

Sin embargo, los sindicatos presentes en la concentración han señalado que la gestión llevada a cabo por los responsables de Cruces supone un "ataque" a la sanidad pública y a los derechos de sus trabajadores, "como lo certifican las más de 10.000 firmas" de usuarios de este centro recogidas en defensa de una sanidad "pública y de calidad", han señalado en un comunicado.

Ante esta visita del lehendakari, las centrales han querido trasladar a la opinión pública "la otra cara" de Osakidetza y denunciar los "efectos negativos" que las "políticas de recorte" del Gobierno vasco están teniendo en la calidad asistencial y en los derechos laborales de su personal.

Entre otras medidas, han criticado la "apuesta" de Osakidetza por la "privatización" de las tareas de limpieza del nuevo edificio de laboratorios, lo que supone "un incumplimiento del acuerdo de mesa general y del Acuerdo Regulador de las Condiciones de trabajo" del ente sanitario.

A su juicio, la "aceptación" por parte del Gobierno vasco de las políticas de recortes que llegan del Gobierno Rajoy, como el aumento de la jornada y eliminación de los días canosos y por asuntos particulares, "se carga" el logro social de las 35 horas y "apuesta por la destrucción de miles de puestos de trabajo, 2.500 en Osakidetza".

"El recorte impresionante en la contratación de personal supone un deterioro de la calidad debido a que en la mayoría de los servicios se trabaja por debajo de las presencias mínimas fijadas por la Dirección", han denunciado, para añadir que el "déficit" de personal que eleva las cargas y ritmos de trabajo, lo que "dificulta un trato adecuado" al enfermo e "incide en la posibilidad de mayores errores".

Además, mantienen que "el tiempo ha demostrado que los recortes no son la solución" y que, lejos de solucionar los problemas, los "agravan progresivamente". En este sentido, han instado al Gobierno vasco a que acometa una reforma fiscal "progresista" que grave a quien mas tiene y que "combata el enorme fraude fiscal" de cara a la obtención de los ingresos necesarios para mantener una sanidad "pública y de calidad", con creación de empleo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.