Los principales hospitales madrileños 'cerrarán' casi dos de cada diez camas este verano

  • Los grandes hospitales de la región programan este verano 1.366 plazas menos, un 18% de reducción sobre las camas disponibles el resto del año, según UGT.
  • La Consejería de Sanidad rechaza el concepto de 'cierre', aunque admite que cuenta con menos camas porque "en verano la demanda disminuye".
  • Los trabajadores temen "más retrasos en operaciones", sobre todo en La Paz y el Clínico. Sanidad les replica: "La asistencia queda garantizada al 100%".
Fachada del Hospital La Paz de Madrid.
Fachada del Hospital La Paz de Madrid.
Comunidad de Madrid

Los sindicatos sanitarios hablan de "cierre de camas de hospitales en verano". La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se refiere a ello como "modificaciones oportunas en relación a la demanda asistencial". En cualquier caso, al menos diez hospitales madrileños han programado 1.366 camas menos durante el actual periodo estival (meses de julio, agosto y septiembre), lo que supone una reducción del 18% respecto al total de plazas en funcionamiento durante el resto del año, según datos facilitados por las direcciones de los centros hospitalarios al sindicato UGT. Los colectivos de trabajadores y de pacientes temen que se produzcan "retrasos en las listas de espera quirúrgicas"; mientras que Sanidad asegura que "la asistencia queda garantizada al cien por cien".

Entre los diez hospitales recogidos en el informe de UGT (los mayores de la región, con la excepción del 12 de Octubre y La Princesa, que no proporcionaron datos) suman un promedio de 1.366 camas cerradas durante los meses de verano. A lo largo del año, estos centros cuentan con 7.440 plazas en funcionamiento, según la última memoria de hospitales realizada por la Comunidad. Por tanto, la reducción en verano alcanza el 18% del total de esas camas, es decir, casi dos de cada diez.

La mayor reducción se vivirá en La Paz, con un promedio de 333 camas menos durante el verano (llegando a las 384 no disponibles en la primera quincena de agosto). Los trabajadores consideran que se podría producir un "colapso" del funcionamiento del hospital y alertan de la posibilidadde "hospitalizaciones en los pasillos de las urgencias", según Carmen Medranda, secretaria de Sanidad en UGT-Madrid. A continuación, se verán más afectados el Clínico San Carlos (220 cierres de media), el Ramón y Cajal (una media de 208 camas menos), el Gregorio Marañón (156 menos) y el Severo Ochoa de Leganés (101 menos), según los datos de UGT. "El cierre de camas es excesivo y solo obedece a criterios de recorte económico, sin tener en cuenta el deterioro de la calidad asistencial", añaden fuentes sindicales.

"Vacaciones de los sanitarios"

Este periódico consultó a cada uno de los hospitales señalados por el informe para conocer los motivos de esta programación de camas a la baja, pero fuentes de estos centros remitieron a la respuesta global de la Consejería de Sanidad. Ante la denuncia sindical, Sanidad replica que "queda garantizada al cien por cien la asistencia no solo de los ciudadanos con domicilio habitual en Madrid, sino también de aquellos que se desplazan por motivos estacionales". Sobre los motivos por los que se reducen camas en verano, fuentes de este departamento explican que durante el periodo estival "la demanda [es decir, el número de pacientes] disminuye y coincide con ello el periodo de vacaciones de los profesionales sanitarios".

Además, portavoces de la Comunidad rechazan la utilización del término "cierre" de plazas, ya que, según explican, "esas camas no se retiran, sino que siguen instaladas y disponibles para ser utilizadas en caso de que la demanda aumente". De hecho, en un comunicado, la Consejería de Sanidad aclara que "el Servicio Madrileño de Salud cuenta con un mecanismo de coordinación para la gestión de camas hospitalarias, que permite optimizar los recursos disponibles en cada momento, mediante la agilización de las derivaciones desde los centros que registren una mayor demanda hacia los que tengan capacidad de asumir una mayor carga asistencial".

Por su parte, al sindicato mayoritario de médicos (Amyts) le parecen "injustificables" las explicaciones de la Comunidad: "Es cierto que siempre se han aprovechado estas épocas para reducir camas y hacer obras de mantenimiento o dar vacaciones al personal, pero este año no tiene sentido que cierren camas, sobre todo después de reconocer que las listas de espera quirúrgicas se han disparado. Podrían aprovechar para reducirlas", sugiere un portavoz de Amyts. La pasada semana, el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, reconoció que la lista de espera para operaciones se ha disparado más allá de los 30 días comprometidos por la Comunidad y lo achacó a las últimas huelgas en el sector, convocadas contra la privatización de la gestión de seis hospitales.

Lista de espera quirúrgica en Madrid

Las mayores demoras se concentran en las especialidades de Cirugía General, Traumatología y Pediatría, según los últimos datos oficiales, de marzo de 2013. En el caso de Cirugía General y Digestivo, 261 pacientes llevaban más de 31 días en "espera estructural" (es decir, por problemas achacables a la organización y los recursos de los hospitales), 4.486 personas sufrían demoras mayores de 31 días en "espera voluntaria" (Sanidad les dio una opción, pero prefirieron esperar para operarse en el hospital de su elección), 222 pacientes acumularon esperas mayores de 181 días y un paciente superaba los 365 días.

En Traumatología se contabilizaban 207 pacientes con más de 31 días en espera estructural, 7.454 con más de 31 días en "espera voluntaria", 1.333 con más de 181 días y 3 con más de un año. Mientras, en Cirugía Pediátrica había 157 personas en espera estructural mayor de 31 días, 497 en "espera voluntaria" de más de 31 días y uno con demora superior a 181 días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento