La Federación de Autónomos de Castilla y León (Feacyl) valora con cautela los datos de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos publicados por el Ministerio de Empleo, referentes al primer semestre del año, a pesar de registrar una notable mejoría con respecto a los del mismo periodo del año anterior y considera que aún es pronto para hablar de cambio de tendencia.

Así, el primer semestre de 2013 deja un saldo entre altas y bajas de afiliación al R.E.T.A de -156 (-0,08%), frente a los -624 (-0.3%) que se registraron en el mismo periodo de 2012.

Ante ello, el presidente de Feacyl, Javier Cepedano, entiende que el cierre de negocios no tiene más interpretación que la merma de la capacidad productiva tanto de la Comunidad como del país. Por ello, insiste en la necesidad de que la clase política y social no olvide que sin tejido empresarial, sin autónomos, no se crea empleo, no se genera riqueza y, por tanto, se contribuye a agudizar la depresión económica y social.

Desde Feacyl, y aún entendiendo que la economía está en una situación crítica, se recuerda a los dirigentes que, con los incrementos de la carga impositiva que se vienen haciendo en los últimos meses, no se favorece la actividad de los autónomos, sino todo lo contrario y con esto se está demorando la salida de la crisis.

Así, la federación, a través de un comunicado recogido por Europa Press, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de todas las partes implicadas en la salida de la recesión. Cepedano recuerda que el sacrificio asumido por el colectivo al que representa, así como por los ciudadanos de a pie ha sido grande y que ahora les toca a otros.

Costosa cantidad de trámites

El presidente de Feacyl recuerda que, a los graves problemas que sufren los empresarios autónomos desde 2008, como la atonía en la demanda de productos y servicios, imposibilidad de acceso al crédito, morosidad, elevados costes fiscales y laborales, lo cual ha provocado el cierre de miles de empresas y frenado el emprendimiento de nuevas, se suma la larga y costosa cantidad de trámites administrativos que afectan a los autónomos.

Pone como ejemplo la necesidad de Certificado de Edificación Energética para alquileres, impuesto por normativa de la U.E., actualizaciones de Licencias de Funcionamiento... trabas locales o regionales que generan costes a los autónomos y pérdida de tiempo necesario para gestionar sus empresas.

Por tal motivo, insta a la Junta y al Gobierno a la adopción urgente de medidas encaminadas a la simplificación administrativa y legislativa para autónomos, tanto a nivel regional como nacional y europeo.

En este sentido, valora las medidas contenidas en el Proyecto de Ley de Apoyo al Emprendedor, la próxima Ley de Unidad de Mercado y la refundición de textos normativos, de forma que la entrada en vigor de legislación que afecte a los autónomos sea conjunta y en dos o tres fechas al año, como recientemente ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.