El PP ha expresado hoy su "decepción" por la "crisis" abierta por el PSE en la Alcaldía de Barakaldo (Bizkaia), tras producirse este lunes la elección de Alfonso García como nuevo alcalde, en sustitución de Tontxu Rodríguez, y ha lamentado que el relevo "se reduce a un cambio de caras para que todo siga igual".

La portavoz popular, Amaya Fernández, que ha presentado su candidatura en el pleno extraordinario celebrado para elegir nuevo alcalde, ha afirmado, en rueda de prensa, que "la crisis abierta por el PSE en el Ayuntamiento no puede tapar un balance de gestión sombrío".

Fernández ha citado la "mala gestión" de la economía local, "el caso Sefranito de viviendas sin hacer y el rechazo a la participación" de los vecinos de Barakaldo en la política municipal como "desaciertos graves en la actuación del Gobierno local".

Por otro lado, la concejala del PP ha lamentado que ningún grupo de la oposición se haya puesto en contacto con los populares para "llevar a efecto el cambio político, después de tres décadas de gobierno del PSE".

"Esta es una crisis política que responde a decisiones internas y concretamente electorales del grupo socialista, y no, a razones de interés municipal", ha advertido.

Respecto a la gestión socialista, Fernández ha remarcado que "la democracia es participación ciudadana y control, y es por tanto, la necesidad de plegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás".

En ese sentido, ha criticado que "son continuas las negativas de los concejales socialistas con responsabilidades de gobierno a que los vecinos puedan dar su opinión en las comisiones informativas sobre asuntos que les afectan".

"Son reiteradas las negativas a tramitar iniciativas de los vecinos y de los grupos municipales de la oposición sobre temas de competencia municipal y son continuas las recalificaciones de las propuestas que formulamos con la única intención de evitar su votación en el pleno", ha censurado también.

La portavoz del PP ha criticado lo que considera por parte del PSE "una política de maquetas, anuncios incumplidos y autobombo que tiene en vilo a centenares de cooperativistas en el ámbito urbanístico de Sefanitro". "Los afectados saben mejor que nadie que entre las promesas y los hechos hay una permanente contradicción. La evidencia es que aún no se ha iniciado la construcción de las viviendas protegidas de Sefanitro", ha destacado.

En cuanto a la labor socialista en el apartado de la economía local, ha considerado "un desbarajuste la gestión económica, que está suponiendo la defunción de la inversión pública en los barrios, plazas y calles de nuestro municipio, mientras, se dilapida el margen de maniobra de ajuste en el gasto corriente".

"Un desbarajuste que coloca a nuestro Ayuntamiento en la lista de morosos, impidiendo que el ayuntamiento cumpla con sus compromisos económicos en concepto de ayudas a la instalación de ascensores y rehabilitación de edificios frente a las comunidades de vecinos, a las que se les adeudan 400.000 euros, y que conforme avanza el presente ejercicio económico la deuda rondará el millón de euros", ha lamentado.

Por último, la concejala del PP ha tenido un recuerdo para los trabajadores y familias del sector naval, "expectantes" por la solución que adopte la UE respecto a las ayudas comunitarias al sector. Asimismo, ha apuntado a que las cifras "positivas" de paro de los meses de mayo y junio "permiten que podamos ver luz al final del túnel".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.