Agentes de la Policía Nacional de Sevilla han detenido a dos hermanos, vecinos de Sevilla Este, por ser los presuntos autores de 20 robos con fuerza en diversos trasteros de la capital ocurridos desde enero de este mismo año.

La Policía informa en un comunicado de que los detenidos son A.R.T. y I.R.T., nacidos en 1984 y 1993 respectivamente, y estaban especializados supuestamente en robar trasteros localizados en garajes comunes, que forzaban con palanquetas y cizallas.

Según la nota, los hermanos accedían a los garajes comunitarios de urbanizaciones e inmuebles, donde no todos los vecinos se conocen y donde, en principio, podían pasar desapercibidos en caso de ser sorprendidos en su interior, para forzar las puertas de los trasteros allí ubicados y sustraer los efectos que contenían.

Supuestamente, trasladaban los materiales a su propio domicilio, almacenándolos un tiempo hasta que los vendían por Internet, anunciándolos en conocidas páginas de compraventa entre particulares.

Entre los efectos figuraban artículos de pesca submarina, trajes de flamenca, cascos de motorista, ordenadores portátiles, ciclomotores o bicicletas, entre otros.

Los agentes, ante las primeras denuncias recibidas, descubrieron que el 'modus operandi' de estos robos era el mismo y tenían una autoría común.

Los especialistas adscritos al Grupo I de la UDEV de la Jefatura Superior de la Policía de Andalucía Occidental iniciaron una investigación para identificar y detener a todos los implicados, mientras que las siguientes diligencias practicadas por los policías estuvieron destinadas a demostrar que dichos efectos eran los sustraídos.

Logrado esto, la Policía creó un dispositivo que culminó con su detención y el registro del domicilio de ambos, donde se recuperaron numerosos artículos procedentes presuntamente de los robos denunciados, así como las supuestas herramientas y útiles que empleaban para cometer los delitos como eran palanquetas o cizallas.

Ambas personas, que contaban con antecedentes policiales previos por delitos de la misma naturaleza, pasaron a disposición judicial tras la finalización de las diligencias policiales.

Por su parte, los efectos intervenidos fueron devueltos a sus legítimos propietarios por parte de los agentes.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.