Al menos 17 personas han muerto y otras 141 permanecen desaparecidas tras el hundimiento de dos barcos cargados de pasajeros que trataban de huir de Somalia y llegar a las costas de Yemen a través del Golfo de Aden, informó hoy el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

La agencia con sede en Ginebra detalló que las embarcaciones formaban parte de un grupo de cuatro barcos en los que viajaban 515 somalís y etíopes y que fueron localizados y perseguidos la pasada noche por las fuerzas de seguridad yemeníes ante sus costas.

Eran cuatro barcos, en los que viajaban 515 somalís y etíopes

ACNUR, que cita testimonios de supervivientes, asegura que dos de los barcos llegaron a desembarcar a sus pasajeros en el momento en que las fuerzas de seguridad yemeníes abrieron fuego contra ellos.

Las otras dos embarcaciones, que esperaban mar adentro y en la oscuridad, trataron de huir hacia alta mar, pero una de ellas se desequilibró a causa del pánico de los pasajeros y se hundió.

La cuarta, perseguida por barcos guardacostas yemeníes y un helicóptero, fue forzada a regresar a la costa, pero a trescientos metros de la playa también se fue a pique, según detalla a través de un comunicado la organización humanitaria, que asegura haber acogido a 357 supervivientes, mientras que 17 estarían retenidos por las autoridades yemeníes.

Más de 25.800 personas han huido a Yemen en 2006

Según los datos de ACNUR, más de 25.800 personas han huido a Yemen durante este año procedentes de Somalia, al tiempo que unas 330 han muerto durante esa travesía y otras 300 permanecen desaparecidas.

De los refugiados huidos en 2006, 330 han muerto y 300 están desaparecidos

Los somalíes que llegan a Yemen obtienen automáticamente el estatuto de refugiado, ya que una gran parte de ellos huyen del conflicto en que está sumido el país, recrudecido ahora por las hostilidades entre las fuerzas que apoyan al Gobierno de transición y los milicianos de los tribunales islámicos.

En Yemen viven ya más de 88.000 refugiados, de los 84.000 son de nacionalidad somalí.

El alto comisario de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, expresó hoy en Ginebra su "profunda tristeza" por la "trágica pérdida de vidas humanas" e hizo referencia a la situación desesperación de las personas que tratan de cruzar el Golfo de Aden para huir de Somalia.

Por ello, pidió a los países vecinos que "mantengan su fronteras abiertas a quienes buscan seguridad".