Boda
Imagen de archivo de una ceremonia matrimonial. ARCHIVO

La Policía Nacional ha detenido al organizador de al menos 25 bodas de conveniencia o 'matrimonios blancos' en Mallorca (principalmente en la zona de Marratxí), que cobraba 15.000 euros por celebración, lo que le supuso alrededor de 200.000 euros de beneficio.  

Se estima en 200.000 euros el beneficio por todas las bodas ficticias En un comunicado, han señalado que además se ha procedido a la detención de un ciudadano hindú que se hizo pasar por otra persona en una de las bodas celebradas y que fue el causante de que se originará la investigación, que comenzó en el verano de 2012.

Según han relatado, este ciudadano hindú inició los trámites para contraer matrimonio con una ciudadana española de etnia gitana y en ese momento, los investigadores descubrieron que "en realidad quien se había personado en ese lugar no era el titular del pasaporte sino un tercero que se hacía pasar por él".

Tras su detención, por falsedad documental y usurpación del estado civil, se inició la investigación que acabó constatando que dicho enlace y otros que en los últimos años se habían celebrado en Palma y en Marratxí "estaban organizados por la misma persona".

Cabe destacar que la cantidad que los extranjeros pagaban al organizador era de 15.000 euros, y el cónyuge español recibía alrededor de 3.000 euros.

Una vez el extranjero obtenía la correspondiente autorización de residencia como familiar de ciudadano de la Unión se desplazaba a su país de residencia donde tras unos trámites quedaba en situación regular.

El cabecilla de la trama ha sido detenido por un delito de falsedad documental Debido a esto, este jueves se detuvo al cabecilla de este entramado, un hombre de nacionalidad hindú y 59 años por un delito de falsedad documental.

En la investigación han participado agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Falsificación de Palma de Mallorca, del Grupo IV de la UCRIF, y agentes de la Comisaría General Central, Grupo V BCRI de la UCRIF.