Avalancha en Algeciras por Navidad
Cerca de 6.000 vehículos esperaban a mediodía del día 24 para poder embarcar (A.Carrasco Ragel / Efe) A.Carrasco Ragel / Efe

Los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz) han activado un dispositivo especial, que se prolongará hasta el día 8 de enero, con motivo de la previsible llegada masiva de marroquíes en los próximos días para cruzar el Estrecho por la celebración de la Fiesta del Sacrificio.

En los últimos días, el puerto de Algeciras ha sufrido una 'avalancha sin precendentes'
Estas medidas pretenden garantizar la agilidad de los embarques en estos puertos, donde en los últimos días
se han producido grandes colapsos y los barcos han funcionado al límite de su capacidad.

El operativo puesto en marcha este jueves tiene características similares al de la Operación Paso del Estrecho (OPE), que se desarrolla del 15 de junio al 15 de septiembre.

Así, la Autoridad Portuaria de Ceuta ha incrementado el número de guardamuelles en la explanada de preembarque y han comenzado también a trabajar miembros de la Cruz Roja y seis intérpretes de árabe y francés.

Las principales concentraciones se esperan para las jornadas del 2 o el 3 de enero.

Los cálculos indican que en estos días transitarán por el puerto ceutí unos 8.000 turismos y 150 autobuses, ya que desde el 15 de diciembre hasta este jueves habían llegado a Ceuta desde Algeciras 13.300 coches y 205 autobuses y ya se ha registrado el embarque en sentido contrario de unos 5.000 turismos y 68 autocares.

Las navieras que operan en la ruta intercambiarán sus billetes sin restricciones
Además, el Gobierno ha obligado a todas las navieras que operan en la línea (Acciona Trasmediterránea, Euroferrys, Buquebús y Balearia) a intercambiar sus billetes sin restricciones.

Estas compañías mantendrán estos días hasta veintitrés viajes de ida y vuelta que podrían permitir el embarque en un mismo día de 3.600 coches. 

La Delegación del Gobierno ha decidido que los camiones viajen a bordo del barco de mercancías "Lidón B" para no retrasar las maniobras de embarque.

El operativo tiene como objetivo fundamental permitir un rápido acceso a los barcos de los cientos de marroquíes que en estos días pasan en su país de origen la Fiesta del Sacrificio, que se conmemora el 31 de diciembre y en la que los cabezas de familia deben sacrificar un cordero.