Tres menores de 16 años han sido detenidos como presuntos responsables de que un joven suizo de 21 años haya pasado 72 horas en coma después de que ser atacado. El objeto del robo era su teléfono móvil, informó el jueves el presidente del Tribunal de Menores, Mireille Reymond.

En declaraciones a la prensa helvética, Reymond detalló que los hechos ocurrieron el pasado sábado de madrugada, cuando los menores atacaron en una calle de la localidad de Lausana a dos jóvenes, ambos de 21 años, con el supuesto objetivo de quitarles los móviles.

Los agresores se ensañaron: una vez conseguido el botín siguieron golpeando a sus víctimas

Los agredidos regresaban a casa y fueron golpeados en la cabeza con cascos de botellas rotas y, a pesar de que una vez que estaban en el suelo entregaron sus móviles a los menores, éstos siguieron propinando patadas a sus víctimas.

Uno de los jóvenes que fue objeto de la salvaje agresión fue trasladado a un hospital cercano con un traumatismo cráneo-encefálico severo y permaneció en coma durante más de 72 horas.

Los tres menores fueron arrestados el pasado miércoles y confesaron su participación en los hechos, según Reymond, quien no descarta que el consumo de alcohol haya tenido relación con el "tremendo, gratuito y rarísimo" grado de violencia demostrado por los asaltantes.

Aún así, el magistrado reconoció que ese tipo de violencia "va en aumento" en Suiza, algo que "resulta muy inquietante".