Ramón Jáuregui, portavoz socialista de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, cree que el proceso de negociaciones con ETA tiene que culminar en una reforma del Estatuto de Autonomía, que sea la "percha de la que colgar la incorporación de la izquierda abertzale a la democracia definitivamente".

"Yo siempre he pensado que el proceso tiene que culminar en una reforma estatutaria que adquiera forma de nuevo Estatuto", declaró en una entrevista a Radio Euskadi.

Para Járegui, la reforma del estatuto podría incorporar "definitivamente" a Batasuna a la democracia

Jáuregui ha añadido que "la percha de la incorporación de la izquierda abertzale a la democracia" es, a su juicio, la elaboración entre todos los partidos vascos de una norma institucional "básica" que reforme el actual Estatuto.

"Una norma que lo mejore, que profundice en su autogobierno y que sea, a su vez, la ocasión para que ventilemos esta vieja herida", añadió.

Motivos para sospechar una ruptura

Jáuregui cree que el proceso es "sólido", aunque indicó que, con noticias como el zulo de ETA, se tiene "derecho a sospechar que puedan estar preparando una ruptura".

Tras recordar que ha cambiado la situación desde que surgió ETA, Jáuregui añadió que hay una parte de su entramado que "quiere hacer política" y ellos mismos creen que la sociedad vasca "no soporta más violencia".

"Estos son los elementos que configuran la solidez del proceso, ahora, yo también, como todos nosotros, tenemos dudas porque lo que está ocurriendo nos hace preocuparnos sobre si esto va en serio o no", agregó.

Jáuregui afirma que los hallazgos de zulos son motivos de sospecha para la ruptura

En este sentido, realizó una lectura "muy negativa" de hechos como la aparición de un zulo reciente de ETA, el robo de pistolas, la "posible" extorsión a algunos empresarios y el mantenimiento de la violencia callejera. Jáuregui indicó que, todo ello, hace pensar que "no son sólo gestos".

"Yo no puedo asegurar y, ni creo que nadie pueda asegurar, que esto son sólo imágenes de que ETA controla una violencia contenida, no. También tenemos derecho a sospechar que puedan estar preparando una ruptura y, sin embargo, no podemos decirlo", añadió.

Jáuregui cree que se va a vivir "una especie de pulso", en el que "desgraciadamente, y esta es la parte más negativa, ETA se hace presente".

El diputado socialista indicó que la banda armada sigue "tutelando" y se encuentra "como en el puente de mando de esta historia y no deja a la izquierda abertzale, a la expresión política que había reclamado un protagonismo, hacer un tránsito a la política, no les deja ese proceso".