Las autoridades canadienses dijeron este domingo que han podido recuperar la "caja negra" del tren que explotó en la localidad de Lac-Mégantic en la madrugada del sábado, causando la muerte a cinco personas y la desaparición de unas 40.

En el momento del accidente el tren no tenía maquinista a bordo

La "caja negra" de la locomotora de cabeza del tren permitirá conocer las causas del trágico accidente, aunque las autoridades no han querido adelantar ninguna hipótesis.

La compañía responsable del convoy, Montreal, Maine & Atlantic Railway (MMA), emitió un comunicado en el que reconoció que en el momento del accidente el tren no tenía maquinista a bordo y que es probable que se pusiese en movimiento por un problema con los frenos.

El número de muertos causados por la explosión e incendio de un tren que transportaba petróleo en la localidad canadiense de Lac-Mégantic, el sábado, aumentó este domingo a cinco, informó la Policía Provincial de Québec.

En una rueda de prensa las fuentes detallaron que dos cuerpos fueron hallados por los equipos de rescate en el centro de Lac-Mégantic, de unos 6.000 habitantes y situada a unos 250 kilómetros al este de Montreal. El sábado, la Policía Provincial de Québec ya había informado de que al menos una persona había fallecido en el accidente.

Las autoridades de Québec han advertido que el número de víctimas mortales puede aumentar considerablemente a medida que los equipos de rescate acceden al punto central del accidente.

Búsqueda a través de Facebook

Una página en Facebook creada por familiares y amigos de personas desaparecidas en Lac-Megantic sumaba cerca de una treintena de nombres de personas cuyo paradero se desconoce. Mientras, la emisora pública Radio Canadá dijo que el número de desaparecidos podía llegar hasta a 60. La cifra oficial, no obstante, es de 40.

Además, unas 1.000 personas, la sexta parte de la población de Lac-Mégantic, fueron evacuadas tras el accidente que provocó varias explosiones de gran magnitud e incendios que destruyeron una treintena de edificios en la población, situada a unos 250 kilómetros al este de Montreal y a escasa distancia de la frontera con el estado de Maine, en Estados Unidos.

"Consecuencias graves"

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, emitió un comunicado en el que aunque no ofreció detalles sobre el accidente, apuntó a que las consecuencias pueden ser graves.

"Esperamos que los evacuados puedan regresar a sus hogares rápidamente y de forma segura. La gente de Lac-Mégantic y sus alrededores pueden estar seguros que nuestro Gobierno está vigilando la situación y estamos listos para proporcionar cualquier ayuda que la provincia solicite", añadió Harper.

Aunque las autoridades se han negado a especular cómo se produjo el accidente, medios de comunicación locales dijeron que el tren se encontraba aparcado y sin maquinista cuando por motivos desconocidos empezó a desplazarse.

Según medios locales, el tren estaba parado y sin maquinista

En declaraciones al periódico La Presse de Montreal, un responsable de la empresa propietaria del ferrocarril, Montreal Maine & Atlantic Railway, dijo que el tren se había detenido para hacer un cambio de turno.

Según Joe McGonigle el tren tenía que haber permanecido estacionado durante dos horas para realizar el cambio de turno pero por alguna razón empezó a desplazarse y descarriló en el centro de Lac-Mégantic.

Testigos del accidente entrevistados por medios locales dijeron que el tren viajaba a gran velocidad poco antes del descarrilamiento y que tras la primera explosión, las llamas llegaron a ser tres veces más altas que los edificios del centro de Lac-Mégantic.

Tras el descarrilamiento al menos cuatro vagones se incendiaron, provocando la destrucción de alrededor de 30 edificios en la localidad.