La línea 3 de metro vuelve a sufrir otra avería entre los tramos de Sol y Callao. El tren ha permanecido parado durante diez minutos en el túnel que separa ambas estaciones.

En principio parecía que iba a ser un parón más, hasta que el conductor ha avisado a los pasajeros de que se intentaría retroceder hasta sol y que una vez allí debían desalojar el tren.

Cuando el conductor ha intentado arrancar de nuevo éste se movía a tronpicones y la gente se ponía cada vez más nerviosa.

El conductor ha indicado a los pasajeros que acudieran al primer vagón ya que sólo podía conseguir que éste primero entrará en la estación de Sol.

Hasta el momento no se han podido averiguar las causas de la avería.