Los 45 turistas españoles atrapados por la nieve en Jordania se encuentran en buen estado y refugiados en lugares seguros, y deberán decidir si regresan a España o continúan con sus viajes, informó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores.

La nieve cortó las carreteras del sur de Jordania e hizo pasar a 45 españoles la noche incomunicados

Una intensa tormenta de nieve cortó ayer las carreteras del sur de Jordania, en la zona de la localidad turística de Petra, dejando atrapados a decenas de jordanos y extranjeros de varias nacionalidades.

Fuentes de Exteriores detallaron que un grupo de 28 españoles que viajaban en un autobús que quedó atrapado a unos 8 kilómetros de Petra ha sido conducido por Defensa Civil a una escuela cercana a dicha ciudad.

Los turistas, en tres grupos distintos, han pasado la noche en "constante contacto" con la embajada española en Amán, quien ha asegurado que "la situación está totalmente controlada".

Tras la pesadilla, ¿continuarán su viaje?

"Están todos perfectamente y bien atendidos" afirmaron las fuentes, quienes precisaron que estos turistas se encuentran decidiendo si regresan a Amán o continúan con su viaje hacia Petra.

Otro grupo de españoles, compuesto por 13 personas, se encuentra refugiado en un cuartel militar a unos 40 kilómetros de Petra y también debe decidir si seguir adelante o regresar a la capital jordana.

Finalmente, una familia de cuatro personas que viajaban de manera independiente en un taxi, se vieron bloqueados por la nieve en el trayecto entre Petra y el desierto de Wadi Rum.

Esta familia también ha sido recogida y se encuentra bien y alojada en la ciudad de Maan, precisaron las fuentes.

En España, todos preocupados

Manuel Cebrián, familiar de tres turistas madrileños atrapados por la nieve, indicó hoy que ahora se encuentra tranquilo porque ya están seguros, pero recordó que pasó un gran susto, porque le enviaron mensajes "desesperados" desde el teléfono móvil en medio del desierto.

La esposa y dos hijos de 17 y 25 años de Manuel Cebrián viajaban junto a un grupo de 13 personas que quedaron atrapados.

Manuel Cebrián tenía a su esposa y sus dos hijos en Jordania; ahora ya está "más tranquilo"

Cebrián, que se encuentra en A Coruña por un viaje de trabajo, motivo por el cual no pudo acompañar a su familia a Jordania, indicó que ha hablado con la embajada esta mañana y le ha comunicado que el Ejército ha rescatado ya al grupo de turistas, que están siendo trasladados a un hotel en Petra, por lo que "ya estoy más tranquilo".

No obstante, aún no ha podido hablar personalmente con su familia, puesto que se les ha agotado la batería del teléfono, desde donde "estuvieron toda la noche llamando" para solicitarle que hiciese gestiones cuando se quedaron bloqueados por la nieve.

"Me comentaron que estaban en una carretera en medio del desierto, bloqueados, con una tremenda tormenta de nieve y que llevaban horas sin recibir ayuda" y le pedían "que hiciese algo", tras lo que se puso en contacto con el Consulado.