El Ejército interviene ante enfrentamientos entre partidarios y detractores de Morsi

  • El presidente interino de Egipto disuelve la Cámara alta del Parlamento
  • El líder de los Hermanos dice que seguirán en las plazas hasta que vuelva Morsi: "Sacrificaremos nuestras almas por él".
  • El fiscal general ha anunciado que renunciará a su cargo.
  • En libertad bajo fianza el director de la rama egipcia de la cadena 'Al Jazeera'.
  • Los desafíos de Egipto tras la caída de Morsi | ¿Qué fue de la 'primavera árabe'?
Simpatizantes del presidente depuesto Mohamed Morsi corren para ponerse a salvo durante los enfrentamientos entre manifestantes y soldados egipcios frente a la sede de la Guardia Republicana en El Cairo (Egipto).
Simpatizantes del presidente depuesto Mohamed Morsi corren para ponerse a salvo durante los enfrentamientos entre manifestantes y soldados egipcios frente a la sede de la Guardia Republicana en El Cairo (Egipto).
Mohammed Saber / EFE

Partidarios y detractores del depuesto presidente Mohamed Morsi se enfrentaron este viernes con piedras, bengalas y con disparos de balines cerca de la plaza Tahrir de El Cairo tras una jornada de protestas. Los manifestantes levantaron barricadas en el puente 6 de Octubre, sobre el río Nilo, en medio de un ambiente de creciente tensión en la zona.

Según la agencia estatal de noticias Mena, los seguidores de Morsi intentaron llegar hasta la plaza Tahrir, donde se encontraban congregadas miles de personas que secundaron la manifestación convocada por grupos no islamistas y activistas revolucionarios a favor del Ejército. Los opositores a Morsi impidieron entonces el paso a los islamistas, que se desviaron hacia el citado puente y comenzaron a disparar balines contra los primeros. El caos se apoderó de la zona, donde se vieron vehículos incendiados y lanzamientos de bengalas y fuegos artificiales.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas reiteraron su compromiso a proteger a los "manifestantes pacíficos" y advirtieron contra cualquier "acción provocadora" será castigada de acuerdo a la ley.

Como consecuencia de este enfrentamiento, que volvió a dejar muertos y centenares de heridos, el Ejército y la policía sacaron los tanques.

Disolución de la Cámara alta del Parlamento

El nuevo presidente interino de Egipto, Adli Mansur, emitió su primera declaración constitucional en la que ordenó la disolución de la Cámara alta del Parlamento, dominada por los islamistas, anunció la televisión estatal.

Además designó a Mohamed Ahmed Farid nuevo jefe de los servicios secretos, en sustitución de Mohamed Rafaat Shahata, que ha sido nombrado asesor para asuntos de seguridad de la Presidencia. El 8 de agosto de 2012, Shahata fue designado jefe de los servicios de Inteligencia por el ahora depuesto presidente, que en ese mes remodeló la cúpula militar y puso a su cabeza al general Abdel Fatah al Sisi.

Mansur también designó como nuevos asesores al académico Mustafa Higazi y al constitucionalista Ali Euad, que le ayudarán en cuestiones políticas y relativas a la Carta Magna, respectivamente.

Por otra parte, en un discurso, el líder de los Hermanos Musulmanes Mohamed Badía dijo que seguirán manifestándose hasta que vuelva al poder el depuesto presidente Mohamed Morsi, e instó al Ejército egipcio a que lo restituya. "Permaneceremos en todas las plazas hasta sacar en hombros a nuestro presidente", señaló Badía en un discurso ante sus seguidores en la plaza Rabea al Adauiya, en el este de El Cairo, lo que desmiente las informaciones que apuntaban a su posible detención.

"Sacrificaremos nuestras almas por Morsi", destacó Badía, al tiempo que exigió a las Fuerzas Armadas que "no apoyen a una sola facción". Asimismo, criticó al jeque de la prestigiosa institución suní Al Azhar, Ahmed Tayeb, y al papa copto, Teodoro II, de quienes dijo que "no hablan en nombre de musulmanes y cristianos" tras haber respaldado el plan del Ejército. "El golpe militar y todas las medidas que se han adoptado son nulas", destacó.

"Con nuestros pechos desnudos, somos más fuertes que las balas", subrayó Badía, que dijo defender la religión y la revolución de 2011, que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak.

En libertad el presidente del partido de Morsi

La Fiscalía egipcia ha puesto este viernes en libertad al presidente del Partido Libertad y Justicia, del expresidente Mohamed Morsi, y a uno de los principales responsables políticos de Hermanos Musulmanes, según informa la cadena Al Arabiya.

Saad al Katatmi y Rashad Bayumi, este último mano derecha del guía supremo de la formación islamista, Mohamed Badei, fueron puestos bajo custodia en la madrugada del miércoles al jueves.

El "número dos", Jairat al Shater, ha sido detenido en el barrio de Ciudad Naser, en el este de El Cairo, después de que la Fiscalía emitiera una orden de detención contra él, informó la televisión estatal. Al Shater está acusado de haber instigado al asesinato de manifestantes opositores a los Hermanos frente a la sede de la cofradía, al igual que el guía espiritual del grupo, Mohamed Badía, que, sin embargo, apareció este viernes en público para pronunciar un discurso en una protesta.

Dimisión del fiscal general

El fiscal general egipcio, Abdelmeguid Mahmud, anunció este lunes que renunciará a su cargo para evitar investigar a quienes le cesaron en su día del cargo, en alusión al presidente depuesto Mohamed Morsi.

En un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias Mena, Mahmud señaló que presentará una solicitud al Consejo Superior de la Magistratura para incorporarse a otro cargo dentro de la judicatura y despejar cualquier duda sobre la Fiscalía.

El fiscal general justificó su decisión después de que "se haya conseguido el objetivo y alejado la Fiscalía General de las injerencias y la islamización".

Mahmud fue restituido oficialmente este jueves como fiscal general, después de que el Tribunal de Casación egipcio emitiera el pasado lunes un fallo definitivo que invalidaba el nombramiento de Talaat Ibrahim para ese cargo.

Bajo fianza el director de Al Yazira

Las autoridades egipcias han liberado este viernes al director de la rama egipcia de la cadena de televisión catarí Al Jazeera, Ayman Gabalá, tras el pago de una fianza de 10.000 libras egipcias (alrededor de 1.100 euros). Junto a él ha sido liberado uno de sus ingenieros, si bien éste lo ha sido sin necesidad del pago de fianza, según ha informado la emisora.

Durante la noche del miércoles la Policía arrestó a varios periodistas de medios de comunicación islamistas y suspendió sus emisiones tras el anuncio del Ejército de suspender la Constitución y poner al Tribunal Constitucional al frente de la Presidencia hasta la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento