El ahorro de agua no sólo se nota en los pantanos. Un consumo equilibrado supone un alivio para el bolsillo que puede llegar a los 176 euros al año en el caso de una familia media granadina. Un informe realizado por la Federación de Consumidores en Acción (Facua) en 28 ciudades españolas ha detectado diferencias de hasta un 426% (471 euros al año) al analizar tarifas del suministro domiciliario del agua.

Los granadinos, según este estudio, estamos entre los andaluces –sólo nos gana Málaga– que menos pagan por el agua si el consumo es bajo (9,11 euros al mes por un gasto de diez metros cúbicos y un contador con un calibre de 13 milímetros o 15 milímetros). El precio es mínimo si se compara con los 14,85 euros de Almería, los 14,45 de Cádiz o los 14,06 de Córdoba.

La factura, sin embargo, puede dispararse hasta un 160% (14,64 euros anuales más) si se supera el denominado bajo consumo. De este modo, una vivienda que tenga un contador de 13 ó 15 milímetros y que gaste 20 metros cúbicos al mes pagará 23,75 euros. No obstante, la factura continúa siendo de las más bajas de Andalucía (sólo son más baratas en Málaga, Jaén y Huelva).

El precio del agua, pese a todo, ha subido en los dos últimos años. Facua realizó en 2004 un estudio similar en el que reflejaba que una familia que gastaba 12,5 metros cúbicos con idéntico contador pagaba al mes por el agua 7,09 euros (dos menos que en 2006, aunque el consumo incluía dos metros cúbicos más).

Tendencia al alza

Con la falta de lluvia y los pantanos vaciándose, es probable que Granada pronto copie los precios del resto de las provincias andaluzas.

Lo único que nos salva de un precio abusivo es que Andalucía es una comunidad pionera, ya que cuenta con una normativa autonómica que regula la relación entre usuarios y empresas abastecedoras para evitar atropellos en las tarifas.

La más cara, Palma de Mallorca

Las tarifas del agua cambian en cada ciudad. Así, el consumo mensual de diez metros cúbicos representa en Castellón  (Comunitat Valenciana) 5,02 euros ó 6,66 (en función de si el contador tiene 13 ó 15 milímetros), frente a los 24,46 euros que se cobran en Palma de Mallorca. Sin embargo, cuando el consumo sube a los 20 metros cúbicos, la ciudad más cara es Alicante, con 48,85 euros, frente a Castellón, con 9,60 euros.