Cambio de pontífice
El papa emérito Benedicto XVI y el papa Francisco se abrazan tras la llegada de este último al helipuerto de Castel Gandolfo. Benedicto XVI renunció a su pontificado el 28 de febrero "por falta de fuerzas". El adiós de Benedicto es la primera renuncia papal por voluntad propia desde 1294. EFE

La primera encíclica del papa Francisco, que se presenta este viernes con el nombre Lumen fidei (La luz de la fe), finalizará la que dejó inacabada su predecesor Benedicto XVI, con motivo del Año de la Fe, y que no pudo terminar al renunciar al pontificado el pasado 28 de febrero.

Benedicto XVI presentó tres encíclicas: Deus caritas est (Dios es amor), sobre el amor y la caridad eclesiástica; Spe salvi (Salvados en la esperanza), sobre la esperanza cristiana; y Caritas in veritate (Caridad en la verdad), de carácter social.

Juan Pablo II publicó catorce encíclicas, la primera en 1979, Redemptor hominis, en la que trazó los principios de su ministerio papal; y la última en 2003, Ecclesia de Eucharistia, sobre la Eucaristía.

Las encíclicas tienen su origen en las epístolas del Nuevo Testamento. Es el documento más importante que firma el PapaLas encíclicas son cartas solemnes sobre asuntos de la Iglesia o determinados puntos de la doctrina católica dirigidas por el Papa a los obispos y fieles católicos de todo el mundo.

Abordan asuntos religiosos y relativos al culto y también temas sociales, morales o éticos.

Tienen su origen en las epístolas del Nuevo Testamento y son los documentos más importantes que escribe el Pontífice.

Una encíclica suele estar redactada en latín, el idioma oficial de la Santa Sede, y traducida a las principales lenguas del mundo y su título se toma de sus palabras de inicio.

La primera encíclica de la historia, del siglo XVIII

La primera de la historia de la Iglesia fue escrita por Benedicto XIV en 1766.

Uno de los papas más prolíficos en encíclicas fue León XIII (1878-1903), que escribió 86, entre ellas Rerum Novarum, la primera gran encíclica social, en 1891.

Pío X (1903-1914) redactó 16 y Benedicto XV (1914-1922), catorce. Pío XI (1922-1939) escribió 30, Pío XII (1939-1958), 41; y Juan XXIII (1958-1963) presentó ocho. Pablo VI (1963-1978) redactó siete y a Juan Pablo I (1978-1978) no le dio tiempo a escribir ninguna, ya que falleció a los 33 días de ser elegido Papa.