Beber agua del grifo puede costar mucho más dependiendo de la ciudad en la que lo hagamos. La Federación de Consumidores en Acción (Facua) ha detectado diferencias de hasta el 426% al analizar las tarifas del suministro domiciliario de agua de 28 ciudades españolas. Estas diferencias hacen pagar hasta 471 euros más al año en la factura del agua de la ciudad más cara a la más barata.

El estudio de los consumidores evidencia que Córdoba es una de las provincias donde sale más caro abrir el grifo del agua. Es, en concreto, la tercera provincia andaluza donde la tarifa del suministro de agua es más cara, con un precio de 14,06 euros si el contador es de 13 milímetros y de 19,53 si éste es de 15 milímetros. Así, se demuestra que el suministro de agua es casi el doble de caro en unas ciudades andaluzas que en otras, lo que supone una diferencia anual de hasta 125 euros.

Las capitales en las que el suministro del agua es más caro son Almería, con 14,91 euros mensuales por un consumo de diez metros cúbicos para cualquier tipo de contador; Cádiz, con 14,45 euros por el mismo consumo; mientras que la más barata es Málaga, con un precio de 8,71 euros para el mismo consumo en ambos tipo de contador.

Sólo seis ciudades depuran

En Andalucía existe un informe del Defensor del Pueblo Andaluz del año pasado según el cual de cada diez municipios andaluces sólo seis depuraban el agua. Precisamente, ayer la Consejería de Medio Ambiente comenzó las obras de la nueva estación depuradora de aguas residuales (Edar) de Villa del Río, que supondrá una inversión de 4,10 millones de euros.