El mercado de trabajo en Aragón se encuentra en un gran momento, con una cifra de parados de las más bajas de España, pero la tasa de actividad femenina aún deja mucho que desear, según el estudio presentado ayer por la Fundación de Economía Aragonesa (Fundear).

Los profesores que han realizado el documento destacan que aumentar la tasa de empleo de las mujeres es el principal reto para el futuro económico de la comunidad, ya que el 10% está en el paro, frente al 3-4% de los hombres. La tasa de actividad femenina es casi un 50%, superior a la media española, pero está por debajo de los niveles europeos, que rondan el 60%.

Por otro lado, la tasa de empleo de personas entre 25 y 55 años ha crecido por encima de la media estatal, al igual que las dotaciones de capital físico y humano y la productividad real, sobre todo en los sectores de agricultura y energía. Los costes laborales también han aumentado por encima de la media española, pese a que los unitarios han bajado entre un 1% y un 3%.